Los dueños de la ilusión

Andrés Silva, Déborah Rodríguez, Emiliano Lasa y el equipo de fútbol son las chances más claras de Uruguay de pelear una medalla
La 17ª edición de los Juegos Panamericanos comenzará este viernes en Toronto con la presencia de 130 deportistas uruguayos compitiendo en 22 de los 42 deportes que integran el programa.

Uruguay concurrirá así con la segunda delegación más numerosa de su historia, solo superada en número por la que concurrió a la primera edición del evento, Buenos Aires 1951, cita a la que acudieron 192 deportistas.

Lo curioso del caso es que esa vez ningún atleta celeste obtuvo medalla alguna, un hecho que en los siguientes 15 Juegos Panamericano solo se repitió en San Juan 1979, un evento al que Uruguay asistió en seis deportes y solo con 19 competidores.

Si el parámetro para trazar objetivos es intentar mantener o superar lo conseguido en Guadalajara 2011 (tres medallas de plata, dos de bronce), Uruguay se puede poner un listón muy alto.

¿La razón? Las tres platas de entonces se conquistar en pelota vasca, un deporte que no integra el programa de Toronto ya que en Canadá, a diferencia de lo que ocurre en México donde es muy popular, la pelota no se practica.

Un bronce se logró en la clase snipe de yachting con Pablo Defazio como timonel quien se encuentra ahora disputando el Mundial de Nacra 17, clase que en Rio 2016 será olímpica y para la cual está buscando plaza.

En este deporte, Uruguay firmó la mejor actuación de sus últimos tres Juegos Olímpicos, en Londres 2012, a través de Alejandro Foglia, octavo entonces en clase laser standard.

Pero Foglia se cambió de clase. Ahora compite en finn y esta no integra el calendario de los Juegos Panamericanos.

El fútbol, bronce en Guadalajara hace cuatro años, intentará repetir podio.

Pero para los 21 deportes restantes en los que competirá Uruguay, el nivel será altísimo.

Pía Lorenzotti, de tenis de mesa, se entreveró el año pasado con las mejores del mundo en categoría junior. Pero ahora competirá contra las mejores mayores de tres continentes: "Muchas son asiáticas nacionalizadas y eso hace que esta sea de las competencias más duras que tendré que jugar", contó a Referí.

En el último Sudamericano de mayores, Lorenzotti cayó en octavos de final, pero ahora también aspira a alcanzar esa instancia e incluso llegar a cuartos de final.

Federica Kempner, defensora de la selección de hockey, comentó: "Tenemos cuatro rivales que son Argentinas, Estados Unidos, Canadá y Chile que en teoría son mejores que nosotras, pero vamos a ir a jugar de igual a igual y a pelear podio aunque sea difícil".

Por rendimiento, potencial y por el trabajo planificado de su Federación, el atletismo es el deporte que más y mejores chances tiene de subirse a un podio.

Déborah Rodríguez y Andrés Silva en 400 vallas, y Emiliano Lasa en salto largo vienen de ser campeones sudamericanos en Lima.

También se sumó Pía Fernández, bronce en 1.500 m y hoy se puede sumar el cubano nacionalizado Aguelmis Rojas, quien correría la maratón.

La organización puso marcas muy bajas y se sobrepasó el cupo máximo de participación en 300 atletas.

Silva y Rodríguez llegan en óptimo nivel pero se enfrentarán con rivales de Norteamérica y Caribe que son potencia en esta prueba y tienen notables marcas.

Su objetivo será llegar primero a la final y ahí dar pelea. Tienen con qué.

Lo mismo Lasa que en Guadalajara 2011 fue quinto en su prueba.

En deportes de combate, Uruguay también alimenta alguna esperanza como la de Braian Elliott en taekwondo, Juan Romero en judo o Maximiliano Larrosa en taekwondo.

Conrado González, presidente de la Federación de Taekwondo, contó que "aspirar a una medalla depende mucho del sorteo del primer rival".

Las ilusiones son 130, divididas en 22 deportes.

Ahora solo falta defenderlas en la cancha a lo Uruguay. Con el alma.

Cifras

78 medallas. Son las que ganó Uruguay en su historial de Juegos Panamericanos.
17 podios. El deporte más ganador es el ciclismo que esta vez solo contará con dos representantes, pero en mountain bike.
1 medallista. Hay en la delegación uruguaya: Rodolfo Collazo, plata en cuádruple par de remo en Santo Domingo 2003.



Acerca del autor