Los dilemas de Prandelli

El entrenador de Italia, rival de Uruguay en el Mundial, se conforma con pasar el grupo y tiene dudas sobre la posibilidad de sumar veteranos al plantel

Cesare Prandelli, el entrenador que le cambió la cara a Italia y que enfrentará a Uruguay el próximo 24 de junio en Natal por el último partido del Grupo D del Mundial, considera que su equipo está en condiciones de ganarle a cualquier rival, aunque también dice conformarse con pasar la serie inicial.

“Me contentaría con superar la fase de grupos”, dijo en una reciente entrevista a FIFA Weekly. Para el DT que tomó la azzurra tras el fracaso de Sudáfrica 2010, ese pronóstico tiene una explicación: “Es absurdo cargar con demasiadas expectativas a un combinado joven como el nuestro. Lo más inteligente es marcarse objetivos realistas, y superar la serie es realista. Un torneo como el Mundial solo se puede ganar yendo partido a partido”.

Pese a su filosofía de ir “paso a paso”, el entrenador considera que pueden ganarle a cualquier rival. “No somos los mejores, pero sí podemos derrotar a los mejores. Iremos al Mundial con la certeza de que, en buenas condiciones, podemos poner contra las cuerdas a cualquier rival”.

Para lograr ese objetivo, Prandelli considera que el aspecto físico será “decisivo” en Brasil, donde intentará no repetir los padecimientos que sufrió el año pasado en el marco de la Copa de las Confederaciones.

Hace unas semanas, el seleccionador calificó como “vergonzoso” el estado físico de los futbolistas que integran su proceso, lo que generó polémicas y críticas de los clubes.

“Si hay algo cierto es que la velocidad con la que se juega al fútbol en el resto de Europa no es la velocidad con la que se juega en Italia. Normalmente, nuestros futbolistas llegaban al mes de marzo en buenas condiciones. En nuestro último partido, en cambio, no fue así. ¿Qué iba a hacer, callármelo?”, comentó al respecto.

Para potenciar el rendimiento de sus futbolistas, el DT confía en poder realizar una buena preparación en las tres semanas previas al Mundial, tiempo que considera “suficiente” para recuperar a sus dirigidos. “Seguramente nos concentraremos en mejorar la condición física del equipo entero. Al fin y al cabo, será un factor decisivo en Brasil. Aprendí la lección en la Copa Confederaciones del año pasado”, comentó.

Consultado por lo que había vivido en el certamen del año pasado, donde fue rival de Uruguay en el partido por el tercer puesto, Prandelli reveló: “Llegué a mis límites por primera vez desde que soy entrenador. Hubo dos partidos en los que me pidieron el cambio nada menos que ocho jugadores. Aguantaron bien los primeros 20 minutos, pero en los 15 siguientes parecía que les faltaba el oxígeno. Lo único que querían era salir del campo cuanto antes”.

La carrera de los veteranos
Prandelli, quien días atrás renovó su contrato con Italia hasta 2016, por estas horas es también protagonista por la expectativa generada ante versiones de prensa y declaraciones sobre una posible convocatoria a la selección de dos “veteranos” que pasan por un gran momento en la Serie A: Francesco Totti y Antonio Cassano.

En el arranque de la temporada, cuando Roma era protagonista del campeonato, el seleccionador lo elogió y aseguró que si seguía en ese nivel hasta el final del torneo lo citaría. “Un Totti así es un Totti fantástico, pero necesito 22 jugadores que estén físicamente bien. Un mes antes del Mundial valoraremos las condiciones de los jugadores y el aspecto físico será determinante”, dijo en noviembre pasado.

El otro que pelea por un puesto es Cassano, el polémico delantero, quien por estas horas vive una segunda juventud en Parma. La semana pasada, la prensa italiana dio a entender que el exjugador de Real Madrid e Inter, entre otros, había superado a Totti, a Antonio Di Natale y a Luca Toni, en la carrera de los “experimentados” que aspiran a un lugar en Brasil. Incluso el mismo capitán de la Roma lo había elegido cuando él también se postuló: “Yo a Cassano lo llevaría al Mundial”, dijo Totti.

La delantera italiana tiene como único número fijo a Mario Balotelli. Luego, pelean por un puesto Antonio Gilardino y Daniel Osvaldo, a quienes los siguen el sorprendente Mattia Destro, Ciro Immobile y Lorenzo Insigne.

¿Y qué va a hacer Prandelli? Como ya lo anunció, se espera quela semana próxima convoque a 40 jugadores que serán sometidos a evaluaciones físicas y sanitarias. Y así comenzerá la recta final rumbo a Brasil 2014. Y a ese partido clave contra Uruguay.


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios