Los desafíos de la comuna

Daniel Zarrillo. El nuevo director tiene por delante la presentación del proyecto de un polideportivo, la concesión del Estadio Centenario y de otros predios, y debe resolver la situación del Velódromo

El ciclo de Gonzalo Halty como director de la Secretaría de Deportes de la Intendencia Municipal de Montevideo se cerró. Daniel Zarrillo, por ahora en forma interina, tomó la posta con un montón de enormes desafíos que asoman en el horizonte.

El Estadio Centenario, el Cilindro destruido y el Velódromo son las estructuras más visibles que demandan atención mediata o inmediata pero la gestión de la Secretaría abarca una variada gama de actividades.

“La intención es mantener una línea de continuidad con lo que se estaba haciendo, así como también cerrar y fortalecer programas que ya están funcionando”, explicó Zarrillo a El Observador.

Médico deportólogo, presidente de la Sociedad Uruguaya de Medicina del Deporte y director científico de la Confederación Sudamericana de Medicina del Deporte, Zarrillo destacó en primer lugar las políticas deportivas sociales que impulsa la comuna.

Su tono es medido y reflexivamente pausado. En su oficina reposan unos biblioratos en una estantería y sobre una mesita de vidrio lucen radiantes los folletos de la San Felipe y Santiago. 

“En el programa Plan Director de Infraestructura Deportiva investigamos la actividad física de la población en comparación con encuestas realizadas en 2000 y 2005. Nos encontramos con resultados muy buenos, ya que en 12 años el sedentarismo bajó un 12%”, informó.

“Esto nos impone el desafío de seguir adelante con la promoción de actividades físicas generando el hábito deportivo en la infancia”, comentó.

¿Qué hace la comuna para lograr esto? “Nosotros llevamos adelante las escuelas de iniciación deportiva de Montevideo junto a la Dirección Nacional de Deportes (Dinade) cuyas actividades se han articulado ahora con la Confederación Uruguaya de Deportes. En estas escuelas se fomentan varias disciplinas para niños desde cinco a 13 años y es ahí donde puede surgir un talento deportivo que luego alimente al deporte federado a la vez que genera el hábito que redunda en una mejor salud de la población”, explicó Zarrillo.

Otro Cilindro
En octubre de 2010, el Cilindro se incendió y se perdió así la casa del básquetbol, el hándbol, el fútbol sala, el vóleibol, el patín y el hockey sobre patines.

En principio, se hizo un llamado a licitación para la obra pero la misma no fue adjudicada.

La Intendenta Ana Olivera encomendó entonces al Departamento de Acondicionamiento Urbano y al Servicio de Planificación Gestión y Diseño para presentar un proyecto propio.

“Antes de fin de año lo queremos terminado para que en los primeros meses de 2013 se someta a las respectivas aprobaciones”, contó Zarrillo.

Una vez aprobado el proyecto se hará un llamado a licitación para la obra. Lo que se quiere construir es un polideportivo que sea la casa de varios deportes.

“El básquetbol tendría ahí un  centro de alto rendimiento propio pero para eso pensamos en que la construcción tenga sala de servicios médicos, sala de musculación, zona de calentamiento y de recuperación física”, contó.

Con medidas reglamentarias de 20 metros por 40 m, el gimnasio podría albergar competencias nacionales e internacionales de varios deportes.

“También se planificará modificar el entorno con plazas y espacios deportivos”.

¿Plazos de construcción? “Una obra de estas no puede pensarse en menos de 18 meses y un máximo de 24 meses”, explicó.

“También será un lugar pensado para poder albergar eventos culturales y artísticos que es lo que permite obtener un rédito económico”, dijo Zarrillo.

El Estadio Centenario
La concesión municipal del predio sobre el que se asienta el Estadio Centenario vence en 2014.

“La última concesión se otorgó por 30 años, un plazo muy largo”, contó Zarrillo.

“Ya entablamos contactos con la Asociación Uruguaya de Fútbol para empezar a trabajar los criterios de renovación”.

Zarrillo afirmó que el nuevo contrato de concesión se enmarcará dentro del proyecto Mundial Uruguay 2030. La palabra “modernización” es cuidadosamente remarcada.

“El Centenario es parte de nuestra cultura pero necesita modernizarse y hay que encontrar un camino que permita hacerlo”.

En el Estadio funciona un servicio de emergencia móvil, una escuela pública, una seccional de Policía, el Museo del Fútbol, CAFO, la Liga Universitaria, el Colegio de Árbitros, la gremial de entrenadores y la propia Secretaría de Deportes de la Intendencia .

“Cuando fue construido no estaba pensado para albergar a todas estas organizaciones”, comentó Zarrillo.

“El Centenario debe ser un centro de atracción turística pero también ponerse a la par de los estadios más modernos del mundo en materia de infraestructuras”.

Algunos techos de los pasillos de la Secretaría filtran agua. CAFO se encarga del mantenimiento de la cancha, vestuarios y tribunas. Del mantenimiento del resto de las organizaciones se encarga cada una de ellas.

El Velódromo
Otra de las estructuras deportivas capitalinas que está bajo la lupa es el Velódromo.

“Actualmente está en un proceso de investigación administrativa porque se generaron determinadas complejidades en su Comisión Administradora”, expresó Zarrillo.

Cuando la investigación llegue a su fin, la intendenta Ana Olivera se va a manifestar sobre el destino del Velódromo.

Estos son los grandes desafíos que afrontará la Secretaría.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios