Los derechos de TV quebraron a Bauzá

La otra polémica: mientras el Ejecutivo quería negociar la eliminatoria de Rusia 2018 antes del Mundial de Brasil por el valor actual que tiene la selección, algunos elevaron la voz negándose a la postura de los neutrales

El 10 de febrero de 2014 entró en escena un nuevo elemento que terminó por quebrar la resistencia del expresidente de la AUF, Sebastián Bauzá.

El dirigente reveló la intención de llamar a licitación por los derechos de TV de las eliminatorias de Rusia 2018. Y estalló un nuevo frente de guerra.

Muchos se preguntarán ¿por qué Bauzá quería negociar ahora? Sencillo, por el valor que tiene el producto, la selección uruguaya.

“¿Por qué negociar ahora?, porque es el momento. No creo que haya nadie que no entienda que el momento es ahora, antes del Mundial de Brasil, cuando vamos siendo cuartos y campeones de América, y además está instalada una competencia en el mercado. Entonces, si tengo un producto quiero ponerlo en estado de competencia, pero indudablemente no estaban las condiciones de gobernabilidad dadas para hacerlo”, dijo ayer a El Observador el renunciante neutral Miguel Sejas.

Los exneutrales habían mantenido encuentros con la consultora BDO, que fue la que aconsejó al cuerpo en la negociación de los derechos de Brasil 2014 donde se obtuvo más dinero y generó serias discrepancias con el presidente de Tenfield, Francisco Casal.

El hecho de tener que pagar más dinero y la reducción del derecho a igualar una eventual mejor oferta de 60 a 10 días incomodó al empresario.

Ante esta situación, se elevaron algunas voces como la del presidente de Cerro Largo, Ernesto Dehl, que dijo en La Oral Deportiva: “No estamos de acuerdo con que la licitación de la eliminatoria de 2018 se haga ahora, la tiene que hacer el próximo Ejecutivo”, disparó el 14 de marzo.

Bajo este panorama, los presididos por Bauzá tenían claro que cualquier propuesta que presentaran para vender los derechos de TV y obtener una suma mayor de dinero, no contaría con la mayoría de los votos de las instituciones.

Para colmo de males, Bauzá había quedado en medio de una guerra de poderes por derechos televisivos en la Conmebol, que tiene enfrentados a Francisco Casal con el presidente de la AFA, Julio Humberto Grondona, debido a la intervención de un grupo de clubes uruguayos.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios