Los costos del consenso

La nueva forma de conducción del club, fruto de las elecciones del sábado, determinó que no se haya designado a Diego Aguirre como entrenador pese a ser el único candidato

Juan Pedro Damiani se tenía fe para que Diego Aguirre fuera designado entrenador y director deportivo de Peñarol. El jueves anunció que el técnico le dio el sí por adelantado para el caso de que fuera electo presidente. El domingo, un día después de ganar las elecciones, le dijo a El Observador que pretendía lograr el consenso en la nueva directiva para investir en los cargos a la Fiera. Pero tras la reunión sostenida ayer no hubo definición alguna en ninguno de los dos cargos.

¿Qué ocurrió? Lo que se preveía desde el sábado cuando la lista de Damiani ganó las elecciones sin obtener la mayoría en el consejo directivo (cinco de los 11 cargos).

Eso determinará un importante cambio en la conducción del club que abandonará el estilo personalista de Damiani por la búsqueda de los consensos.

El flamante presidente ya lo sabía, pero el domingo le dijo a El Observador que “no tener mayoría en el consejo es un ejercicio fantástico, es quitarme un peso de encima para trabajar mancomunados y tratar de que todo salga por unanimidad. Como dije el sábado por la noche, este es el mejor consejo de los últimos años”.

Y el primer consenso se intentó buscar ayer. Sin éxito, pero “en un clima de unidad” según expresó el vocero de la reunión, Rodolfo Catino.

Porque la intención de Damiani de que Aguirre sea entrenador y director deportivo a la vez, imitando el modelo de Óscar Washington Tabárez en la selección uruguaya, con un contrato a tres años con imposibilidad de rescisión unilateral para el caso de recibir una oferta para dirigir en el extranjero, encontró reparos en la nueva oposición aurinegra.

Damiani, el último en llegar a la sesión del consejo a la hora 18.14, ya lo sabía por una “reunión aproximativa” celebrada horas antes.

“Hoy no creo que se resuelva nada”, adelantó antes de que comenzara la reunión, a las 18.30.

La imposibilidad formal
Damiani contó que en la reunión previa celebrada se le informó que “lo primero que se tiene que hacer es aprobar el acto eleccionario, si así se hace los dos nuevos consejeros asumen el 29”.

Por lo tanto, el que sesionó ayer fue el antiguo consejo directivo. Incluso estuvieron presentes Julio Luis Sanguinetti y Carlos Scherschener quienes, conforme a la votación del sábado, ya no integrarán el consejo.

Los nuevos integrantes del mismo (Ignacio Ruglio y Andrés “Betingo” Sanguinetti), participaron en calidad de invitados.

Aprobada la elección ayer, los integrantes del nuevo consejo directivo deberán ser investidos en sus cargos por la asamblea representativa. Las funciones las asumirán el lunes 29 de este mes.

“Primera y última vez que hablo”, dijo amablemente Catino al encarar a los medios.

“Me mandaron a mí porque saben que suelto poco”, le confesó con una sonrisa a El Observador tras la improvisada conferencia de prensa, demorada para que los canales 10 y 12 salieran en vivo.

Y el hombre dijo poco. Porque puertas adentro no se adelantó mucho.

“Fue una reunión de total camaradería. Cada uno expuso con mucha claridad las ideas que se plantearon en la campaña, con firmeza pero también con la intención de llegar a un acuerdo que sea bueno para el club”, dijo.

Consultado directamente si Diego Aguirre iba a ser o no el entrenador de Peñarol respondió: “En función de eso decidimos crear dos comisiones. Una se va a reunir mañana de mañana (por hoy) para hablar con Diego para definir el tema técnico de Peñarol. Otra comisión analizará el cargo de director deportivo”

La comisión que se encargará de charlar con Aguirre la integran Ricardo Rachetti, Marcelo Areco y Walter Pereyra con Aguirre.

La otra, la que deberá analizar los posibles candidatos de director deportivo, la conformarán Gervasio Gedanke, Isaac Alfie, Edgar Welker e Ignacio Ruglio.

“Estas comisiones van a estudiar y definir dentro de lo que es hoy el organigrama de Peñarol las funciones de director deportivo y analizar el perfil de la persona. Porque lo que tenemos que tener claro es que vamos a tener una primera reunión con Aguirre para ver si ya podemos definir ese punto (el del entrenador) y luego la otra comisión va a definir el tema director deportivo. Creo que así vamos a quedar todos conformes”, expresó Catino.

El directivo dijo que el único nombre que se maneja como posible entrenador es la Fiera.

Pero también dejó en claro que para el cargo de director deportivo “hay otros nombres”.

“Las distintas fuerzas propusieron distintos nombres dentro del proyecto de director deportivo. Lo que quedó claro es que Peñarol debía tener esa nueva función. Se hablará en las reuniones”, adelantó.

“Para el perfil de director deportivo se va a definir dentro del organigrama de Peñarol hacia dónde queremos ir y luego a partier de eso va a quedar más claro cual va a ser la función”, agregó.

Consultado por El Observador sobre cómo será la coordinación de tareas con el cargo de gerente deportivo, que actualmente ocupa Carlos Sánchez, Catino respondió: “Es una de las cosas que tenemos que definir: cuáles son las áreas exactas y delimitarlas para que no haya superposiciones de tareas”.

Cuando se le preguntó cómo fue el ambiente de la primera reunión después de una ríspida campaña electoral, Catino contestó en sintonía con lo declarado por Damiani en las últimas horas: “El clima fue perfecto. Estamos mostrando el clima de unidad con un solo vocero que responde a todos lo cual es una demostración clara de la unidad que hay hoy en Peñarol”.

Lo que se viene
Damiani fue consultado sobre una versión de prensa que decía que si a Aguirre no le ofrecían el cargo de director deportivo junto con el de entrenador rechazaría la oferta.

El presidente, con un contundente gesto de desmentir esa información dijo: “No, no me consta”. Habrá que ver que le dice Aguirre a la nueva comisión.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios