Los choques de Zlatan con Edi

El delantero sueco sumó una nueva perla al collar de cruces con Cavani al recordarle "el jefe soy yo"

El ego del sueco Zlatan Ibrahimovic queda demostrado con hechos. Cierta vez se quejó por la comida que le servían en el club y se llevó a su chef personal a París Saint Germain.

Otra vez pretendió modificar las reglas de twitter y escribió en su cuenta: “Hola @Twitter. Para mañana Zlatan necesita más de 140 caracteres. Por favor, cambiar las reglas para Zlatan #DareToZlatan”.

Por eso no llamó la atención el último cruce con sus compañeros, entre los que se encuentra Edinson Cavani con quien, según la prensa francesa, mantiene una relación bastante particular.

Es que Zlatan quiere gobernar el vestuario y cuando Edi llegó al club lo opacó un poco con su brillo. Y así fue como se sucedieron algunos hechos que marcaron la relación.

En la cancha compañeros, afuera nada.

Posición en la cancha

El primer incidente se registró a fines de 2014 cuando Cavani disparó en una nota su disconformidad por la posición que se le daba en el campo de juego. Edi quería jugar de 9 pero generalmente lo ponían sobre una banda y bastante retrasado.

A Ibra no le cayeron bien aquellas declaraciones.

Solo compañeros

El 1º diciembre de 2014, el uruguayo dejó en claro que con el sueco son solo compañeros dentro del campo de juego, dando a entender que no existe otro tipo de reracionamiento más allá del profesional. Luego de un partido ante Niza expresó: “Hemos ganado un partido más, las cosas marchan bien. Es un deporte colectivo y lo que cuenta es el grupo. Quizá de cara al exterior pueda parecer que nuestra relación haya mejorado, pero sigue siendo la misma. Hay mucho respeto entre los dos, pero nada más. Todo el mundo juega con un solo objetivo, que el club logre la mayor cantidad posible de títulos”.

Cavani llega tarde

A fin de año Cavani se vino a pasar las fiestas a Uruguay y regresó más tarde de lo previsto a París para sumarse a los entrenamientos del equipo. Esto motivó una sanción del club  y que el entrenador lo sacara del equipo. Pero además, le sumó un nuevo enojo coi Zlatan.

Cavani se perdió dos días de preparación del equipo en Marrakech y no se disculpó ante el vestuario. El diario L’Equipe reveló: “Ibrahimovic escuchó el discurso de los dos jugadores antes de salir a entrenar, casi impávido”.

El carácter de Ibra

Ante la ola de rumores disparados por la prensa francesa sobre la mala relación entre ambos, Edi volvió a salir al cruce. Pero en su respuesta dejó hilos sueltos…

“No sé lo que está creando la prensa en Francia. Como lo he dicho desde mi llegada al equipo, nos hemos respetado el uno al otro. Hemos realizado nuestro trabajo y, como dije mil veces, cada uno tiene su carácter, su forma de ser, y basta. Hay que pensar en el equipo y eso es lo que hacemos nosotros”, le dijo el 22 de enero a Canal+ de España.

El jefe soy yo

La última perla del collar fue la vivida hace unos días cuando Ibrahimovic salía del vestuario junto a sus compañeros a los que exigió no brindar declaraciones. En el grupo estaba Cavani. Pero lo peor no fue la exigencia, sino el grito que la acompañó: “Seguid, seguid, que nadie hable. El jefe soy yo”.

 

 

 


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios