Los checos van por la venganza

En 2009, España ganó la final de la Copa Davis por 5-0; a partir de mañana se medirán en Praga donde la condición de local y la ausencia de Rafael Nadal delinean un escenario parejo para el desenlace de esta definición

España busca a partir de este viernes su sexta Copa Davis para seguir dominando el mundo del tenis en lo que va del siglo, ya que obtuvo cuatro títulos en la primera década (2000, 2004, 2008 y 2009) y también se llevó la ensaladera de plata el año pasado.

Enfrente tendrá a una República Checa que quiere reverdecer el lauro conseguido solo en 1980 por la entonces Checoslovaquia.

Si bien los actuales campeones pueden gozar del favoritismo, los checos, que juegan en su casa, pueden sorprender. Porque eso caracteriza a sus principales jugadores Tomas Berdych y Radek Stepanek.

Si bien ambos no están en los primeros lugares del ranking mundial, son rivales temibles para cualquiera que se les cruce.

Años atrás fue Stepanek, pero últimamente lo ha sido el temperamental e irregular Berdych. Si no, que se lo pregunten al suizo Roger Federer que vio como se terminaba su último US Open a manos del checo, así como también Wimbledon en 2011.

Mirando hacia España también aparecen incertidumbres. Por un lado, una vez más debe prescindir de su figura máxima Rafael Nadal y por otro, cuentan con un David Ferrer en un momento importante de su carrera. Los ibéricos han sabido ganar sin problemas sin Nadal, pero es claro que sin él cualquier serie se empareja.

Entonces aparece la figura de Ferrer, quien tras ganar su primer Master 1000 en París comanda la armada española. Su figura, número 5 del mundo, más el aporte del ascendente Nicolás Almagro y el resto del equipo, bien puede considerarse como para ganar otra vez el título.

La última vez que España perdió una serie fue en julio de 2010 ante Francia como visitante por cuartos de final del Grupo Mundial: 5-0 en cancha dura.

Para encontrar otra derrota en una serie hay que remontarse a abril de 2007, cuando cayó, también en cuartos y superficie dura, ante EEUU por 4-1. Entre aquella caída y la actualidad pasaron 16 series ganadas

Quiere revancha
Por el lado de República Checa, Berdych y compañía quieren revancha y nada mejor que una misma instancia para plasmar la venganza.

La edición 2012 de la final de la Copa Davis es la repetición de la final de 2009, pero esta vez en escenario checo.

Hace tres años, España propinó a su rival del viernes un duro 5-0 en Barcelona, ahí sí con todo su poderío. La estadística para República Checa es negativa, pero desde mañana quieren escribir otra historia. Los últimos tres encuentros entre los rivales de este fin de semana han sido favorables a España, por lo que los anfitriones del presente no vencen a los ibéricos desde 1971. 


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios