Los celestes tendrán trabajo extra

Los futbolistas seguirán un régimen de entrenamiento especial en sus clubes para llegar en forma a la Copa de las Confederaciones

El trabajo en silencio no se ve cuando se hace, pero se sufre cuando no se desarrolla. Por esa razón, el cuerpo técnico de la selección volverá a repetir la experiencia que realizó para el Mundial de Sudáfrica 2010 y la Copa América de Argentina 2011, para que los futbolistas de Uruguay puedan llegar en buena forma física a la Copa de las Confederaciones prevista para junio en Brasil.

En el final de la temporada en Europa, los clubes descuidan el trabajo de base en el aspecto físico para aprovechar al máximo a sus jugadores. Eso conspira directamente contra la preparación de las selecciones porque cuando los futbolistas se integran a los combinados al final de la temporada europea, están mal físicamente. Por esa razón, el preparador físico del combinado, José Herrera, envió a todos los jugadores un plan de trabajo complementario al que realizan en sus clubes para mantener la base y para que cuando lleguen a fines de mayo a Montevideo se encuentren en condiciones como para afrontar el amistoso ante Francia, el partido frente a Venezuela por Eliminatorias y la Copa de las Confederaciones.

Con la aprobación de los clubes, los jugadores realizan trabajos especiales. Fue gracias a eso, en parte, que Diego Forlán llegó al Mundial en gran forma física y se transformó en el mejor jugador del torneo, y Luis Suárez fue la figura de la Copa América.

En la Copa de las Confederaciones, Uruguay debutará el 16 de junio ante España y luego ante el campeón de África (Nigeria o Burkina Faso, que definen el domingo en Sudáfrica) y Tahití.


Populares de la sección

Comentarios