Los caprichos de Fortuna

Un valiente Defensor, fiel a sus ideas, le pasó por arriba a un Nacional que terminó de rodillas colgándose del travesaño y tocado por la diosa fortuna para clasificar

Giorgian amaga y le pone magia. Gedoz pausa y cambios de ritmo. Olivera... Olivera transpira fútbol. Es puro fútbol. Pero la pelota pega en el palo. Una vez, dos. Rebota y vuelve a chocar en ese mar de piernas paraguayas que saturan el área. Presas de miedo y desesperación. Así hasta que el tiempo se consume. Defensor Sporting gana 1-0 a Nacional de Asunción. Pero el 0-2 de la ida le impide llegar a la final de la Copa Libertadores.

Como en la película de Woody Allen, Match Point, donde el director juega con la imagen de la pelota de tenis que rebota en la faja y cae, caprichosa, para uno u otro lado de la cancha. Así cayó Defensor. Por una cuestión de milímetros. Por esas intervenciones misteriosas e inexplicables que Homero cuenta en La Ilíada de sus dioses metiéndose en el campo de batalla de Troya para torcer los destinos conforme a sus caprichos.

La diosa Fortuna metió la mano. No una vez. Varias. Y siempre en favor de los paraguayos. Le puso los rebotes lo más lejos posible a los violetas. Le puso los palos a jugar a su favor.

Y por eso clasificó Nacional. Porque Defensor apretó el acelerador de entrada y se lo llevó puesto. Con el fútbol del Nico que hizo circular la pelota y se la dio siempre redonda a sus compañeros.

Y también porque Fleurquin y Correa metieron la pechera. Pusieron la piernita fuerte y tantearon que el ánimo de los paraguayos era más sofisticado que guaraní.

Más que una batalla a campo abierto –al fútbol siempre le encanta mirar a la guerra para trazar comparaciones– el partido fue un proceso de sitio. De arrinconamiento.

Donde Defensor, más allá del ímpetu con el que peleó las divididas, fue fiel a sus ideas. A lo que pide el entrenador. A lo que se cultiva desde la cuna de Pichincha y el Franzini.

Nacional estaba preparado. Sabía que iba a ser presionado e incluso arrinconado por momentos. Por eso defendió con tenacidad paraguaya. Apretando su 4-5-1 contra su arquero. Jugando a que el reloj iba a desgastar más al rival que potenciar de sus contragolpes.

Fruto de ese proceso de sitio, Defensor dispuso de 10 córners en el primer tiempo. Y en muchos el gol estuvo cerca. Contenido en las gargantas del hincha, esas gargantas que inexplicablemente el hincha violeta cuida tanto, aún en una inédita instancia de semifinales de Libertadores.

Solo faltó el suspiro de los dioses. La pierna exacta en el lugar exacto.

La del Fuyi Luna. Solo la del Fuyi a los 10’ del segundo tiempo tras otra enorme patriada de Fleurquin. Interminable e inconsciente de que está por pisar lo 40.

Defensor volvió a apretar los dientes. Con Ramón Arias como otro abanderado. Nacional sintió el impacto. Y volvió a recular. Más. Tanto que parecía que iban a terminar jugando detrás de su arquero. Ese hombre fue clave: se la sacó a Giorgian sobre el cierre del primer tiempo, se la sacó a Gedoz en el segundo, abajo sobre el primer palo, y se jugó la clasificación para tirarse a los pies de Boghossian en la última.

Al final fueron 15 los córners. En el último, Herrera sacudió el travesaño. Antes el vertical izquierdo había salvado una rosca notable de Gedoz.

No quiso entrar. Como el anillo de Match Point que cayó al agua- O el misterioso punto del tenista que tocó la red para desacomodar y destrozar anímicamente a su rival.

Solo por eso clasificó Nacional. Defensor hizo todo. Y se va de la Copa con un gusto muy especial. Saber que no se falló a sí mismo. Saber que así da gusto perder.


La ficha
Defensor Sporting 1-0 Nacional
Defensor Sporting: Martín Campaña, Ramón Arias, Nicolás Correa, Matías Malvino, Robert Herrera; Andrés Fleurquin, Mathías Cardacio; Giorgian De Arrascaeta, Nicolás Olivera, Felipe Gedoz; Ignacio Risso. DT: Fernando Curutchet
Nacional: Ignacio Don, Ramón Coronel, Leonardo Cáceres, Raúl Piris, David Mendoza; Marcos Melgarejo, Maros Riveros, Silvio Torales, Derlis Orué, Julián Benítez; Brian Montenegro. DT: Gustavo Morínigo
Csmbios en Defensor Sporting: 45’ Adrián Luna x M. Cardacio -lesionado-, 82’ Facundo Castro x F. Gedoz y 85’ Joaquín Boghossian x I. Risso
Cambios en Nacional: 56’ Fabián Balbuena x J. Benítez, 60’ Fredy Bareiro x B. Montenegro y 83’ Marcos Miers x D. Orué  
Cancha: Estadio Centenario
Juez: Ricardo Marques (Brasil)
Gol: 55’ A. Luna
Amarillas: Malvino, Correa, Arias (DS); Bareiro (N)


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios