Los besos en el escudo

En los últimos 20 clásicos que jugaron, los tricolores alinearon en 16 ocasiones más jugadores formados en el club que Peñarol

Carlos De Pena anota su primer gol clásico. Lo grita con el alma. Y se besa el escudo. Ese gesto, tantas veces tribunero, en Nacional es esencia. Una identidad que se fabrica de abajo y que explota arriba. En el torneo local, en las copas internacionales y, sobre todo, contra Peñarol.

Basta con mirar lo que pasó el lunes en el clásico de la Copa Bandes. Nacional conformó un plantel de 14 jugadores surgidos en su cantera contra los seis que presentó Peñarol. Al final jugaron 11 por un lado y cuatro por el otro. Una gran diferencia que se trasladó de lo numérico a lo futbolístico: el bolso ganó 1-0 con gol de De Pena, un botija de la casa.

El volante externo De Pena ya es de los juveniles más consolidados en el primer equipo.

¿Quiénes fueron los demás? A tomar nota: Nicolás Prieto, volante central quien volvió a jugar tras una lesión que lo tuvo al margen el semestre pasado.

Gonzalo Ramos, quien después de asomar en el Primero como sustituto del Nacho González como enganche volvió a Tercera el pasado Apertura. En el primer semestre fue suplente en un partido pero no entró.

José Aja, zaguero que jugó un par de partidos en el Apertura (ante El Tanque Sisley y River Plate).

Santiago Romero, el volante que le da una mano a Álvaro Gutiérrez como lateral, ya no es un juvenil. Tiene 24 años y ya tuvo una salida al exterior, fogueándose en Deportes Iquique en 2013-2014.

El brasileño Pablo Valim, de 22 años, debutó el lunes. Si bien no puede decirse que es un genuino producto de la cantera porque de Brasil llegó a Central Español, Nacional lo reclutó para sus formativas y ahora lo sumó a los grandes.

Después, desde el banco, se sumaron el zaguero o lateral Sebastián Gorga, el lateral Alfonso Espino, el volante Hugo Dorrego y los delanteros Renzo López y Leandro Otormin.

Este último también hizo su debut con los tricolores.

Gorga ya se había estrenado en la Libertadores 2013, Espino en el Clausura 2014 y Dorrego –quien volvió tras jugar el pasado Apertura en Rentistas– en el Clausura 2013.

López, quien tuvo un pasaje a préstamo en Rentistas, ya había jugado un clásico de verano hace tres años, en la Copa Bimbo pero nunca se estrenó oficialmente en los albos.

La realidad de la vereda de enfrente es diametralmente opuesta. Joe Bizera, de 34 años, fue el único titular surgido en el club que alineó Bengoechea.

En el segundo tiempo se sumaron el arquero Washington Aguerre, el lateral Emiliano Albín y el delantero Cristian Palacios.

Aguerre debutó en el pasado Apertura mientras que Albín y Palacios han tenido idas y vueltas en el club sin lograr despegar.

La diferencia que reflejó la realidad de una y otra cantera en el clásico del lunes no es un hecho aislado. Es producto de una tendencia. De un trabajo de muchos años.

Según le dijo el presidente Eduardo Ache a 100% Deporte, que se emite por Sport 890, “es una apuesta institucional que se hizo hace más de 10 años. A las juveniles de Nacional no venían los jugadores porque se sabía que no llegaban al Primero. Esto que se vio anoche le da ilusión a muchos niños”.

El Observador revisó las estadísticas de los últimos 20 clásicos y constató que en 16 de ellos, Nacional puso en la cancha a más jugadores de su cantera que Peñarol.

¿Cómo le fue deportivamente? Mejor: ganó ocho, perdió seis y empató los seis restantes. Los números, entonces, le cierran por todos lados.

Ojo. Esa racha incluye la histórica paliza sufrida el 26 de abril del año pasado por el Clausura. El 5-0 donde estuvieron Pablo Álvarez, Sebastián Coates, Darwin Torres, Maximiliano Calzada, Diego Arismendi, Gastón Pereiro, De Pena y el Morro García.

En Peñarol, mientras, solo estuvieron Bizera, Antonio Pacheco y Jonathan Rodríguez.

Pero hasta Peñarol sabe que esto de promocionar juveniles refuerza la identidad. En los tres –de estos últimos 20 clásicos– donde puso más jugadores de la cantera que Nacional ganó dos veces y perdió la otra. Todo dicho.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios