Los barras fueron a buscar entradas a Los Aromos y se las negaron

En los días previos al clásico la barra de Peñarol fue a Los Aromos a pedir 400 entradas; el día del partido fueron detenidos cabecillas que tenían boletos

Las entradas que se les entregan a los hinchas por parte de los dirigentes es uno de los puntos que las autoridades del Ministerio del Interior y de la Asociación Uruguaya de Fútbol quieren erradicar definitivamente pero el tema nuevamente volvió a sobrevolar en el clásico suspendido este domingo.

Días antes del clásico, la barra de Peñarol fue a pedir 400 entradas a Los Aromos "en buenos términos", pero no se le entregaron, según confirmó el domingo en el vestuario carbonero el director de fútbol, Juan Ahuntchain.

Al respecto, el programa Tirando Paredes de radio 1010 AM, informó que el miércoles pasado integrantes de la barra fueron a la concentración carbonera a pedir los boletos pero se los negaron. En dicho programa se agregó también que ese día los barras no dejaron salir a los jugadores.

También se señaló que este sábado, un día antes del clásico, lo hinchas volvieron a ir a Los Aromos a pedir las 400 entradas y nuevamente no les dieron nada.

Ayer domingo, tres cabecillas de la barra carbonera fueron detenidos por la Policía antes del clásico. Llevaban entradas que iban a ser entregadas a otros hinchas. Según informaron a Referí fuentes del club, la detención fue una de las causas que llevó a los incidentes que se registraron en la Tribuna Ámsterdam.


Populares de la sección