Los "barra brava" del Palco

Debido a las agresiones ocurridas en la zona vip del Centenario, se elaborará un código de conducta

Los dirigentes del fútbol uruguayo serán llamados al orden. Es que, quienes supuestamente deben pregonar con el ejemplo, discuten, golpean vidrios, insultan y hasta se desafían producto del nerviosismo que generan los resultados.

Los últimos sucesos vividos en el Palco Oficial del Estadio Centenario, en el clásico del domingo pasado, movilizaron a los neutrales a elaborar un reglamento de conducta para los dirigentes.

En el mismo se piensa instrumentar medidas como la prohibición de ingreso al lugar, el pase al Tribunal de Ética y la colocación de cámaras que identificarán a los exaltados.

¿Qué pasó? Tras el clásico, se elevaron denuncias de todo tipo contra dirigentes de Peñarol por su conducta.

La gremial de jueces (Audaf) denunció a través de su presidente Marcelo De León, que el director de relaciones institucionales del club, Fernando Morena, insultó a dos integrantes del Colegio de Árbitros: Gustavo Siegler e Igor Moreira.

Pero no fue lo único. Los propios neutrales fueron testigos de otros hechos. Según revelaron a Referí, se generó un incidente entre un exbasquetbolista de Peñarol y un dirigente de Nacional que intercambiaron insultos.

Luego del segundo penal sancionado por Daniel Fedorczuk, el delegado aurinegro Jorge Campomar golpeó los vidrios del palco y tuvo un brote de furia que solo se apaciguó tras la intervención de Jorge Vázquez, subsecretario del Ministerio del Interior.

Normas de conducta

Debido a las situaciones vividas, los neutrales de la AUF decidieron elaborar un reglamento con normas de conducta para asistir al Palco Oficial del Centenario.

"Como primer medida eliminar distintivos partidarios dentro del palco; no puede haber gente con camisetas de los cuadros", comentó el neutral consultado por Referí. "Va gente con banderas, y eso no debería existir", acotó.

Asimismo, se cree conveniente poner personal de seguridad que haga cumplir las normas. La idea de los neutrales es brindar potestades al personal de recaudación para que se respeten los lugares asignados a cada club.

Cómo funciona

El palco es una sola unidad donde conviven los directivos de todos los equipos. Cada club tiene asignada una bancada y reciben cerca de 30 entradas por partido. Como los dirigentes habitualmente son 12 o 15, es común que inviten gente. Esas personas van con camisetas, banderas, gritan los goles y no respetan las normas.

"El Palco cambió mucho. Yo no digo que hagan como antes que no te dejaban entrar de championes o bermuda, y no dejaban tomar mate, pero no se puede transformar en una tribuna. Tienen que haber normas de convivencia y relacionamiento", expresó un miembro del Ejecutivo.

Otro problema es que el Palco es el único lugar del estadio donde se consume whisky.

Tierra de nadie

Entre las innumerables situaciones que se generan, una que es común a todos es que no se respeten los lugares asignados.

Entonces en partidos como los clásicos o de Uruguay el Palco es tierra de nadie. "Va una persona con una entrada que le corresponde banco azul y se sienta en el lugar de un equipo. Viene el dirigente de ese club y se encuentra con un tipo ahí que no quiere salir y no lo saca nadie. Se resiste al personal de recaudación y el personal no tiene facultades para sacarlo. Eso pasa en muchos partidos", comentó un directivo a Referí.

Cámaras y sanciones

Un detalle a tener en cuenta es que, una vez que se instalen las cámaras de seguridad en el Centenario, las mismas abarcarán el Palco Oficial por lo que, cualquier incidente que se genere, los involucrados quedarán filmados.

Entre las medidas del código o reglamento se establecerá que el dirigente que genere problemas será derivado al Tribunal de Honor de la AUF y se le retirará el carné de libre acceso.

Y para los casos de directivos que son funcionarios de los clubes y que no pueden ser sometidos al Tribunal de la AUF, se analizará ejercerles el derecho de admisión.

Tuvieron que separarlos a la salida

El pasado domingo se degeneró tanto el clima en el Palco Oficial que los encargados de la seguridad debieron organizar la salida de los dirigentes por separado para evitar problemas. "Se llegó al límite de que hicieron salir primero a los directivos que estaban en el sector de la Colombes (Nacional). Se tuvo que llegar a esa situación inédita para evitar cualquier tipo de cruce", reveló un miembro del Ejecutivo que estaba en el Palco en ese momento.

El palco de prensa: otra tierra de nadie

El Palco de la prensa es otro territorio a la deriva en el Estadio Centenario. A lo largo de los años fue tema de broncas, peleas y discusiones, pero jamás de soluciones. Y los periodistas deben convivir con parciales enardecidos o gente que, en medio de un partido importante, se para ante el desenlace de una jugada de peligro e impide ver. En los últimos tiempos se reservó un lugar para medios escritos que casi nadie respeta y los hinchas ocupan el lugar de gente que va a trabajar.


Populares de la sección

Acerca del autor