Los atletas uruguayos iluminan el camino

Déborah Rodríguez, Andrés Silva y Emiliano Lasa lograron oros en el Iberoamericano
Invitado a Río de Janeiro

Uruguay copó la jornada del domingo en el Iberoamericano de Río de Janeiro 2016 al lograr tres medallas de oro en poco más de una hora en la tarde, las que se sumaron a la presea de plata que se había conquistado en horas de la mañana.

Déborah Rodríguez y Andrés Silva, en 400 metros, y Emiliano Lasa en salto largo, fueron quienes subieron a lo más alto del podio, mientras que por la mañana, Lorena Sosa dio la sorpresa al abrir el medallero celeste con la plata en los 800 metros.

Con los tres oros logrados el domingo, el atletismo uruguayo volvió a ratificar su gran presente ya que con esas tres preseas doradas igualaron las que se habían logrado en todo el historial del Iberoamericano.

"A un pelín de la marca"

No lo podía creer. Tras ganar su carrera, Andrés Silva miró el reloj y no encontraba consuelo de por qué no había logrado su marca olímpica, su principal objetivo en estos Ibero. No era para menos: necesitaba hacer 49:40 y su marca fue de 49:48. "¡No lo puedo creer!", exclamó.

Luego, con la cabeza un poco más fría, analizó su rendimiento. "Estamos ahí, eso es lo más lindo de todo", dijo a Referí el atleta que fue bicampeón iberoamericano, revalidando su título de 2014. "La marca puede salir en cualquier momento, pudimos romper la barrera de 50 segundos y me sentí muy bien. Volvimos a este nivel tan alto que dejamos hace ocho meses y no salió la marca, pero no se pierde la expectativa", agregó el atleta que tuvo una final con un nivel bastante parejo.

Fue la tercera carrera de Silva en 400 vallas en lo que va del año y ahora con su entrenador, Andrés Barrios, buscarán competencias exigentes en Europa para poder bajar el registro, lo que, en caso de lograrlo, le permitirá estar en sus cuartos Juegos. "Me siento muy bien, con el equipo venimos trabajando muy bien y hay que seguir para realizar la marca que hoy (por ayer) estuvimos a un pelín", señaló.

"Me voy con la de oro"

Déborah Rodríguez partía como favorita en la final de los 400 vallas femeninos y no defraudó. La atleta uruguaya fue oro, disfrutó su premio, pero también señaló que "hay muchas cosas que mejorar" para lograr la marca olímpica de 400 vallas, su especialidad.

Si bien ya tiene asegurada su presencia en Río en los 800 metros, la deportista destacó que quiere asegurarse la de 400. "Faltan muchas cosas que arreglar. Ahora me toca hacer una buena gira por Europa y con rivales de exigencia. Acá (en el Iberoamericano) no tuve el nivel que esperaba, tuve que salir a tirar en toda la carrera, y eso lo hace difícil", comentó a Referí.

La atleta uruguaya necesita 56:20 para tener su marca y ayer hizo 57:22. "La marca va a llegar", afirmó. "Soy una atleta muy competitiva y voy seguir trabajando duro", dijo Déborah, quien dejó todo en la pista, tanto que ni bien finalizó la carrera se sintió mal y tuvo vómitos. "Pese a todo, me voy contenta porque me llevo la de oro", destacó.

Cumplió su palabra

Emiliano Lasa volvió a ratificar que vive un gran 2016. El atleta el sábado había manifestado a Referí que el domingo iba a salir a buscar el oro y lo logró con creces al saltar 8.01, distancia con la que ganó con diferencia, incluso dándose el lujo de no saltar en su últimos intentos.

"Fue mi primera competencia en el año al aire libre y estoy contentísimo de empezar así", señaló a Referí. "Era lo que quería, saltar arriba de los 8 metros, poder ganar el torneo y conocer esta pista que me encantó y está increíble", dijo el uruguayo que entrena en Brasil sobre el estadio en el que competirá en agosto en los Juegos Olímpicos, para los que ya está clasificado y a los que llegará entre los mejores del mundo.

Emoción de madre

La primera medalla uruguaya en el Iberoamericano fue de Lorena Sosa, quien fue plata en los 800 metros, en una carrera en la que en los últimos 400 estuvo por momentos primera, pero que en el recta final fue superada, por lo que finalizó en segunda posición.

La atleta de Maldonado no pudo contener las lágrimas. En el Día de la Madre, la atleta que tiene dos hijas se emocionó muchísimo y a ellas, a su marido, quien la acompañó desde la tribuna, y a su entrenador, Ruben Techeira, les dedicó su medalla. "Lloraba y lloraba. En la carrera me concentré en correr bien y pasar bien. En la segunda vuelta fui con todo y se me dio", señaló a Referí la deportista que logró su mejor marca personal: 2:08.00

En el medallero. Con los tres oros y la plata de ayer, Uruguay se ubica tercero en el medallero del Ibero 2016 por detrás de Brasil y Argentina.


Populares de la sección

Acerca del autor