Los argentinos Meiszner y Deluca pidieron prisión domiciliaria

El primero de ellos se entregó a la justicia; ambos tienen pedido de extradición de Estados Unidos

l argentino José Luis Meiszner, exsecretario general de la Conmebol, con pedido de extradición a Estados Unidos en el marco del escándalo de corrupción del fútbol mundial, se entregó este miércoles a la justicia argentina, según imágenes de televisión que registraron su llegada al juzgado.

Meiszner, 69 años, es uno de los 16 altos jerarcas del fútbol latinoamericano inculpados la semana pasada por la justicia estadounidense, entre ellos el paraguayo Juan Angel Napout, presidente de la Conmebol, y el hondureño Alfredo Hawit, presidente interino de la Concacaf, quienes fueron arrestados el jueves en Zúrich (Suiza).

"Lo que hay por ahora es una orden de detención con imputaciones genéricas y potenciales que Meiszneir integraría una organización para comer delitos informáticos, no está definido", advirtió Luis Daer, abogado del implicado, en declaraciones a la prensa en las puertas del juzgado.

El expresidente del club argentino Quilmes se presentó acompañado de su hijo y su abogado en los tribunales de la ciudad de Quilmes (periferia sur de Buenos Aires), ante el juzgado federal de Luis Armella.

"Meiszner sufre problemas coronarios y está en situación de depresión", declaró el letrado al justificar el pedido prisión domiciliaria para su cliente, a la espera que la justicia estadounidense envíe la documentación que justifique el pedido de extradición.

En Argentina, un inculpado requerido por otro país puede expresar si acepta o no ser extraditado, por lo que en caso de rechazarlo se inicia un largo proceso en el que en última instancia puede resolver el presidente.

Burzaco lo entregó

El abogado dijo que "no le caben dudas" que quien involucró a Meiszner en la causa fue Alejandro Burzaco, un empresario argentino detenido en Estados Unidos por el escándalo de corrupción en la FIFA, desencadenado en mayo pasado.

Burzaco, presidente de la empresa Torneos y Competencias SA, de transmisión y comercialización de programas deportivos, fue detenido en Italia y luego extraditado a Estados Unidos.

Es acusado de haber obtenido los derechos económicos exclusivos para televisar en vivo los torneos donde participaba el seleccionado argentino a partir del pago de sobornos a dirigentes de la FIFA y de la Conmebol.

Eduardo Deluca, ex representante de la federación argentina AFA en la Conmebol, de 75 años, es el otro argentino que desde el jueves pasado figura entre los requeridos de la justicia de Estados Unidos.

Un abogado de Deluca se presentó ante el juzgado de Daniel Rafecas, para pedir la prisión domiciliaria de su cliente.

A pesar de estos pedidos a la justicia argentina, la fiscal estadounidense Loretta Lynch, que lleva adelante la investigación de los casos de corrupción en la FIFA, pretende que tanto Meiszner como Deluca viajen a Nueva York para prestar declaración.


Fuente: AFP y EFE