Los All Blacks aplastaron a Australia: 42-8

El campeón mundial Nueva Zelanda aplastó a Australia por 42-8 en el partido que abrió la edición 2016 del Rugby Championsip


El campeón mundial Nueva Zelanda aplastó a Australia por 42-8, este sábado en Sídney, en el partido que abrió la edición 2016 del Rugby Championsip, torneo que reúne a las cuatro potencias del hemisferio sur.

Los All Blacks apoyaron seis tries contra uno, dándoles una verdadera lección a los Wallabies, ganadores de la última edición de este torneo el año pasado.

"Estoy muy orgullos con la forma en que los muchachos llegaron para el arranque y la mentalidad exhibida fue la correcta hasta el final", declaró el seleccionador neozelandés Steve Hansen. "Cuando eres así y tienes un poco de talento, puedes hacer cosas", añadió.

Los Kiwis se marcharon al descanso con una cómoda ventaja de 32-3, después de marcar cuatro tries en los primeros 40 minutos de un superclásico que servía de revancha de la final del Mundial de Inglaterra-2015, ganada por los All Blacks (34-17).

La primera fecha del certamen se completa este mismo sábado, cuando los Pumas argentinos visiten a Sudáfrica en Nelspruit.

Pese a salir con una formación en proceso de reconstrucción, ya sin sus estrellas Richie McCaw, Dan Carter, Conrad Smith o Ma'a Nonu --se retiraron en el otoño pasado tras ganar el Mundial--, los neozelandeses se hicieron un verdadero festín en el césped de Sídeny, donde mataron por completo el suspenso del clásico al término del primer tiempo.

Los tries de Ryan Crotty (6), Beauden Barrett (27), Jerome Kaino (32) y Waisake Naholo (39) pusieron contra las cuertas a los Wallabies, que prácticamente no tuvieron respuesta ante la potencia demoledora de su archirrival.

Dane Coles (56) y Julian Savea (59) coronaron la lluvia de apoyadas, a las que se sumaron las tres transformaciones de Barrett y dos penales del mismo pateador que tiene la pesada carga de hacer olvidar al zurdo Dan Carter.


Fuente: AFP