Los aciertos de Munúa

El técnico de Nacional dejó a Aja en el equipo, incluyó a Nacho González y realizó movimientos tácticos que mejoraron el desempeño
El debut oficial de Gustavo Munúa como entrenador de Nacional dejó la felicidad del triunfo por 3 a 0 frente a Oriente Petrolero en Santa Cruz. Como estreno no pudo ser mejor. No es común que un equipo uruguayo gane con tanta contundencia afuera del país. El resultado va de la mano con los aciertos que tuvo el técnico en la planificación del partido.

La inclusión en el equipo titular de José Aja fue uno de ellos. Sin Diego Polenta (suspendido), Munúa pudo haber incluido a Sebastián Gorga, de gran rendimiento en la final del Campeonato Uruguayo. Nadie le hubiera dicho nada. Pero la convicción del entrenador, más el trajín que tuvo Gorga con su viaje a Italia, inclinaron la cancha hacia Aja y este cumplió.

Para el partido del martes Munúa cambió de lugar a los centrales: Matías Malvino actuó por derecha y Aja lo hizo por izquierda, mejorando notoriamente el rendimiento que ambos tuvieron en el amistoso frente a Gimnasia.

De todas formas, Malvino volvió a dejar sensación de inseguridad por momentos, mientras que Aja estuvo seguro en la marca y además convirtió el primer gol.

Lindo trabajo tendrán Munúa y su ayudante Christian Berman en el futuro para elegir la pareja de zagueros entre Aja, Malvino, Polenta y Gorga.

Otra buena decisión del técnico fue incluir a Ignacio González. Una jugada que comenzó en sus primeros días al frente del plantel, al pedirle a los dirigentes que le renovaran el contrato al volante, cuando todo el mundo lo daba afuera del plantel después de la floja campaña del último año.

La entrada de Nacho por Sebastián Fernández cambió el guión táctico respecto al que había mostrado en la preparación, al jugar con un 4-2-3-1, el mismo esquema del ciclo anterior. González manejó los hilos del ataque y resultó fundamental en el tercer gol.

Con él en la cancha Nacional dispone de tres especialistas en las jugadas de pelota quieta, otra de las armas que muestra el equipo de Munúa. Nacho intercambia ejecuciones con Gonzalo Porras y Carlos de Pena.

El ingreso de Santiago Romero le da combatividad al mediocampo y lo que faltó, en el estreno, fue un mejor desempeño de De Pena, quizá el que más decepcionó.

Populares de la sección

Acerca del autor