Los 107 días de Arruabarrena

Desde que llegó al club tricolor y hasta el sábado último, el técnico tomó decisiones polémicas

El viernes 5 de abril comenzó Rodolfo Arruabarena a trabajar en Los Céspedes, después de observar desde la tribuna dos partidos de Nacional, frente a Danubio y Toluca. La directiva lo eligió para sustituir a Juan Carlos Blanco tras sondear a Gerardo Martino, Marcelo Gallardo y Julio Falcioni. “Me impactó Arruabarrena porque habla poco y no vende humo” dijo Eduardo Ache al concluir la primera reunión con el DT.

Tomó un equipo clasificado a segunda ronda de la Copa Libertadores y esperanzado en ganar el tricampeonato Uruguayo. Lo primero que hizo en la cancha fue hincarle el diente a la zona defensiva. Debutó con un triunfo agónico por 4-3 frente a Bella Vista, donde se cometieron errores “inocentes”, según Arruabarrena.

En la primera semana completa de trabajo programó horarios dobles para aprovechar al máximo los tiempos. Le dio la oportunidad a Juan Albín de ocupar el lugar dejado por Álvaro Recoba. El Vasco incluyó al Chino frente a los papales pese a que hacía tres partidos que estaba afuera por una contractura. Confió en la palabra del jugador y le salió mal, porque Recoba se lesionó antes de la media hora.

Después de ganarle a Bella Vista y Liverpool, viajó con juveniles a Ecuador para enfrentar a Barcelona de Guayaquil. Si bien perdió, terminó primero en el grupo porque Boca no ganó su partido en México.

Al regresar empató 1-1 contra El Tanque. Si ganaba pasaba a Peñarol en la tabla del Clausura. Nacional terminó tirando centros para los tres centrodelanteros (Medina, Abreu y Alonso).

Bajó a Abreu y Albín para el partido contra Real Garcilaso en Perú. Nacional perdió 1-0 y la llave quedó abierta para la revancha en el Centenario.

A los 18 minutos del partido contra River Plate salió lesionado en el gemelo de la pierna izquierda Iván Alonso. “Iván es muy inteligente y no creo que tenga nada complicado; salió por precaución” dijo el técnico. Seis días después y aunque no entrenó con normalidad, lo incluyó en el equipo del clásico. Alonso duró 12 minutos frente a Peñarol; se desgarró y ya no jugó más.

Esa semana fue tremenda para los tricolores. Perdieron 3-0 el clásico y quedaron eliminados de la Copa Libertadores por Real Garcilaso. “Defensivamente no estuvimos a la altura” señaló Arruabarrena después de caer ante Peñarol.

Frente a Garcilaso no alineó a Pichón Núñez porque “quería un lateral más posicional”. Después de estos dos partidos claves, perdió 2-0 con Juventud y el objetivo del equipo pasó a ser terminar tercero en la tabla Anual para clasificar a la Libertadores 2014.

Durante ese encuentro un grupo de hinchas lo insultó y el DT buscó apoyo en los referentes. Su continuidad en el cargo se puso en duda y Ache lo respaldó.

Al cabo del Clausura le dijo personalmente a los jugadores que no iba a tener en cuenta (ver aparte). Abreu y Medina, con contratos vigentes, estaban entre ellos y se quedaron entrenando en Montevideo. Hasta el sábado.

Pasaron 107 días. Nacional no ganó el tri, no pasó de octavos en la Copa y las decisiones polémicas del Vasco no se terminan. 

Entrenaron Medina y Abreu

Sebastián Abreu y Alexander Medina llegaron el domingo a Pilar y participaron en el movimiento de la tarde. Ambos fueron llamados el sábado de tarde por Arruabarrena, después que Iván Alonso le pidiera permiso para viajar a Montevideo por un tema personal. Abreu y Medina no son las primeras opciones del DT en el ataque y por eso los había dejado entrenando en Montevideo. El sábado ambos hicieron fútbol ante la Mutual.


Populares de la sección

Comentarios