Lorenzotti, una crack mundial

Tras un 2014 soñado, Pía Lorenzotti jugará un torneo reservado para las mejores 16 del mundo en sub 18 y volverá a hacer historia para Uruguay

Pía Lorenzotti empezó a jugar al ping pong en el fondo de su casa cuando era una niña. Hoy tiene 18 años y es una de las mejores deportistas de Uruguay. Practica tenis de mesa y sus históricas conquistas siguen poniendo al país en lugares reservados para potencias asiáticas o europeas.

Este jueves en Asunción, Pía comienza la disputa del Grand Finals World Junior Circuit ITTF. En español: la gran final del Circuito Mundial Junior (sub 18) de la Federación Internacional de Tenis de Mesa.

“Se clasificó con la sumatoria de puntos que ganó para el ranking en 2014 en todos los circuitos mundiales en la categoría individual”, contó a El Observador Gonzalo Lorenzotti, hermano y entrenador de Pía.

El año pasado, la uruguaya compitió por Eslovaquia, Hungría, Suecia, República Checa, Baréin, Argentina y China sumando puntos y metiendo podios.

“Acá nos vamos a encontrar con un nivel muy salado, son las 16 mejores del ranking, pero ya las conocemos a todas y se puede”, adelantó, con fe, Gonzalo.

“Quiero seguir poniendo a Uruguay en las mejores posiciones a nivel mundial”, dijo por su parte Pía.

Uruguay nunca había figurado en toda su historia –ni en hombres ni en mujeres– a nivel mundial en este deporte. Ni siquiera a nivel regional.

Cuando era cadeta (sub 15), Pía ganó su primera medalla en una etapa de circuito mundial, en Buenos Aires. Corría el año 2009 y la promesa se despertaba.

Después, las medallas se multiplicaron por decenas y la jerarquía de sus conquistas siguieron incrementándose.

El cierre de su etapa como cadeta fue soñado: en 2012 fue la raqueta número uno para jugar el Desafío de Cadetes, un torneo que se juega por continentes entre los sub 15.

Su aparición llamó mucho la atención de los dirigentes de la Federación Mundial. Las becas le empezaron a llegar de todo tipo y color. Un alivio para el padre, Ernesto, quien financió costosos viajes, estadías, inscripciones y equipamientos por años.

Alemania y Suecia han sido sus destinos de aprendizaje y evolución.

Tanto que Gonzalo no duda en afirmar que el 2014 fue “el mejor año” en la carrera de su hermana.

“Empezó ganando medallas en Baréin, después jugó la Eurocopa con el mejor equipo de Suecia, lo que fue un sueño cumplido. Conquistó tres medallas en Eslovaquia en un torneo donde en 2013 había ganado pocos partidos”, reveló.

Desde 2013, la ITTF le había asegurado una wild card (carta de invitación) para disputar los segundos Juegos Olímpicos de la Juventud, en Nanjing 2014.

Sin embargo, Pía logró clasificarse el año pasado en la cancha, en un torneo disputado en República Dominicana.

“Competir en los Juegos fue otro momento soñado, estuvo increíble”, confesó Pía.

A nivel regional, también el año pasado, logró una conquista enorme: la medalla de oro individual en el Sudamericano de Buenos Aires.

“Fue su logro más esperado y donde cumplió una gran meta para ella en la categoría más difícil antes de pasar a adultos donde cada vez será más duro llegar al oro”, afirmó su hermano DT.

Pía fue también bronce en el Sudamericano sub 21 y cuartofinalista entre las mayores.

En medio de todos esos torneos, ganó su última medalla de oro individual como junior en Circuito Mundial, en un certamen disputado en Argentina.

Sobre fin de año, la uruguaya pudo competir en el Mundial Junior, en China. “Por suerte tuvimos el apoyo del Ministerio de Deporte para viajar”, contó Gonzalo.

“Ahí ganó una medalla de plata en dobles histórica ya que nunca una jugadora latinoamericana había ganado medalla en China”, explicó.

China es La Meca del tenis de mesa ya que ahí están los mejores del mundo y los que se nacionalizan para defender a otras selecciones. Justo ahí hizo podio Pía. Y ya está lista para otro desafío en Paraguay.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios