Lola Moreira: "El Chato tiene un gran papel en este bronce"

La uruguaya logró un "inesperado" tercer puesto en la final del Circuito Mundial y destacó a su entrenador

La velerista uruguaya Dolores Moreira una vez más logró meterse entre las mejores del mundo, esta vez en categorías mayores, al lograr la medalla de bronce de la Final del Circuito Mundial de clase Laser Radial, su categoría, que ayer tuvo su medal race en aguas de Santander, España.

Tras las regatas de los días previos, Lola se había metido en la medal race –la regata definitoria en la que compiten las 10 mejores clasificadas– en la jornada del sábado para luchar por un lugar en el podio. Y lo pudo conseguir.

"Estoy muy contenta, recontracontenta", dijo a Referí la joven de 18 años notoriamente emocionada en su tono de voz. "Con el Chato (Luis Chiapparro, su entrenador) dijimos que si nos metíamos entre los 12 primeros era un puestazo, y poder meternos en la medal y estar ahí, contando los puntos para ver si podíamos sacar la medalla, fue algo tremendo".

En la regata de ayer, que puntuaba doble, obtuvo un notable segundo lugar. "La meta era intentar ganar la regata para poder ser bronce. Pero a las que venían segunda y tercera en la general les fue muy mal, y si yo ganaba la regata me quedaba con la de plata", señaló desde Santander.

"Vine toda la regata primera y en la última popa me sacan una amarilla y crucé la llegada segunda. Ahí dije: 'No, perdí la oportunidad, no quedé ni plata ni bronce'", agregó.

Pero las otras posiciones de sus rivales terminaron metiéndola en el podio. Empató en puntos a la belga Emma Plaschaert pero al haber ganado una regata contra ninguna de su oponente se quedó con el bronce. Es más, estuvo a un punto de la medalla de plata, pero la griega Vasileia Karachaliou fue cuarta en la medal.

La sanducera contó cómo se enteró de que hacía podio: "Fui con el Chato, hablamos de la penalización que recibí y la belga, que venía segunda, cruza la llegada en la octava posición, el Chato me dicé: ¡Lola, sos bronce, sos bronce!'".

"Y ahí empezamos a gritar como locos. Justo compartíamos bote con la griega que salió segunda y estuvimos todos los días juntas y probando la cancha y siempre con buenas posiciones juntas. Y nos pusimos a festejar los cuatro. Terminamos todos recontentos, nos tiramos al agua. Y llegamos a tierra y tuvimos la entrega de premios. Estoy recontenta", señaló.

Lola, de 18 años, destacó el rol de su entrenador para su gran nivel. "Creo que todo el trabajo que estamos haciendo con el Chato desde hace dos años viene muy bien, dando pasos firmes. Como dice la canción, 'pasito a pasito', pero vamos por un buen camino".

"Y la verdad que la ayuda del Chato... (se le entrecorta la voz) desde que arranqué con él fue un gran cambio en mi manera de navegar. Así que creo que él tiene un gran papel en esto", dijo la joven que ya se destaca entre las grandes.

Acerca del autor