Lodeiro se ganó un lugar

Óscar Tabárez incluyó al sanducero en la oncena y tendrá otra chance de demostrar su valía
Uruguay entrenó ayer en el Complejo Uruguay Celeste donde el entrenador Óscar Tabárez hizo un ensayo táctico con el equipo que pretende colocar en cancha el jueves ante Venezuela en el Estadio Centenario.

Luego de una charla técnica y una breve entrada en calor, Tabárez bajó con sus hombres a una de las canchas del Complejo donde paró un equipo que no tuvo modificaciones, mientras los arqueros trabajan a parte y luego se sumaron a los trabajos.

Fernando Muslera, Mathías Corujo, Diego Godín, Sebastián Coates, Gastón Silva; Carlos Sánchez, Egidio Arévalo Ríos, Nicolás Lodeiro, Cristian Rodríguez; Edinson Cavani y Luis Suárez fueron los once titulares que paró el Maestro.

La novedad es que Lodeiro se paró como doble cinco pegado a Egidio, a diferencia de Ramírez ante Paraguay, que jugó como enganche detrás de una línea de tres volantes.

En este caso el planteo fue un 4-4-2, con Sánchez y Cebolla Rodríguez por afuera.

La intención del cuerpo técnico es que, como se logró ante Paraguay, el equipo robe la pelota y logre distribuirla con claridad para aumentar en la tenencia de balón y generar mayores ocasiones. Se piensa que ante Venezuela se deberá hacer un partido inteligente porque el equipo de Rafael Dudamel ya demostró sus armas en la Copa América Centenario y llega con necesidad de puntos para salir del fondo.

Por eso la inclusión de Lodeiro como rueda de auxilio de Arévalo Ríos. Ubicado como doble cinco, le quita responsabilidades al volante a la hora de trasladar y puede asumir las responsabilidades defensivas.

Durante el complemento, Tabárez dio ingreso a De Arrascaeta por Lodeiro para ensayar con un cambio de esquema y darle cabida al 4-3-1-2 que se pudo ver ante Paraguay. El susto del movimiento lo dio Arévalo Ríos que recibió un fuerte golpe y cayó al piso. Atendido por la sanidad, no se descartó su presencia el jueves. En la última zona el único cambio obligado es el ingreso de Sebastián Coates por el lesionado Giménez y a los delanteros, si están sanos y habilitados para jugar, no los mueve nadie.

Los suplentes se movieron en línea de tres, algo muy poco frecuente en los equipos de Tabárez, pero obligado por la falta de defensas dentro del plantel.

El equipo alternativo trabajó con Gastón Guruceaga, Jorge Fucile, Federico Ricca, Álvaro Pereira; Diego Rolan, Diego Laxalt, Mathías Vecino, Gastón Ramírez, Giorgian De Arrascaeta; Abel Hernández y Christian Stuani.

Uruguay tiene previsto trabajar hoy por la tarde a puertas cerradas en el Complejo Celeste donde Tabárez terminará de confirmar el equipo.

Para Coates y Sánchez no hay favoritos

Una vez finalizado el entrenamiento en el Complejo Uruguay Celeste, Carlos Sánchez y Sebastián Coates hablaron en conferencia de prensa.

Consultados sobre el rival, que viene en las peores posiciones de la tabla pero supo ganarle a Uruguay en la Copa América Centenario, Coates afirmó: "No creo que tengamos algún tipo de favoritismo, sabemos que somos fuertes y tenemos que defender esa condición".

Para el zaguero es vital mantener el orden y lograr los tres puntos para seguir con el invicto en el Estadio Centenario: "Si bien estamos demostrando que de local somos fuertes, cada partido es diferente. Hay que tratar de tener la pelota, de estar bien parados en todo momento para hacerle daño a Venezuela".

Carlos Sánchez coincidió en la lectura y agregó: "Jugamos en nuestra casa y no vamos a dejar detalle de lado para hacer el partido que queremos hacer".

Ambos futbolistas descartaron de plano cualquier conversación por el tema de la camiseta.