Locura por las estrellas de Barcelona

Por el día de Reyes, el club catalán abrió las puertas de sus entrenamientos y asistieron 10.000 espectadores

Un total de 10.049 espectadores, en su mayoría niños, han asistido esta mañana al Miniestadi para ver en directo el tradicional entrenamiento de puertas abiertas que Barcelona acostumbra a celebrar en la víspera de la noche de Reyes.

Los más pequeños han podido seguir de cerca a sus ídolos, incluidos Aleix Vidal y Arda Turan, quienes a partir de hoy son miembros de pleno derecho del primer equipo después de que el club haya cumplido la sanción de la FIFA que le impedía inscribir jugadores durante dos periodos del mercado de fichajes.

Embed

Como es habitual, el futbolista más aclamado por los aficionados ha sido el argentino Lionel Messi, a quien un grupo de seguidores de Newell's Old Boys que estaba en la grada le han dedicado una pancarta: "Leo, el pueblo leproso te banca y espera".

Messi fue el gran ausente de la jornada de puertas abiertas del año pasado, cuando una sospechosa gastroenteritis, tras la ya famosa derrota de Anoeta, le impidió entrenarse al día siguiente ante los seguidores culés.

La plantilla azulgrana, sin Rafinha Alcántara, que sigue recuperándose de su grave lesión de rodilla, y Sergi Roberto, que se ha quedado trabajando en el gimnasio tras sufrir un golpe en el cuádriceps en el derbi del pasado sábado, se ha ejercitado durante una hora.

Los ya clásicos rondos y los esperados partidillos de 5 contra 5 han entretenido a un público muy joven que no ha parado de aclamar a sus ídolos.

Embed

Los aficionados más afortunados se han llevado de recuerdo un balón azulgrana, entre las decenas de ellos que los futbolistas han lanzado a la grada tras la sesión.

Al final de la misma, los jugadores de la primera plantilla han firmado autógrafos y se han fotografiado con los aficionados, especialmente con el grupo de discapacitados a los que el club siempre ofrece una atención especial en este tipo de actos.

Aquí, una vez más, Messi, el mejor jugador del mundo, y el que está llamado a ser su sucesor en el Barça, Neymar da Silva, han sido los más solicitados.

Tras el entrenamiento, jugadores, técnicos y una representación de la junta directiva tiene previsto repartirse entre varios hospitales barceloneses, donde este mediodía visitarán a los niños enfermos que desgraciadamente no pueden celebrar estas navidades en sus casas.


Fuente: EFE