Locura en la final del básquetbol griego

El partido entre Olympiacos y Panathinaikos tuvo que detenerse por las bengalas y bombas de estruendo

El básquetbol de Grecia es uno de los más pasionales de Europa y del mundo, pero este fin de semana los hinchas de Olympiacos se pasaron de la raya y transformaron la bronca en violencia ante los jugadores de Panathinaikos, el rival de todas las horas.

La final de la liga helénica tuvo un desenlace caliente en el último partido de la serie.

El equipo verde, que dirige el español Xavi Pascual, estaba ganando el juego en los últimos minutos -de visita- y quedándose con el título, además de cortar la racha de Olympiacos en los dos últimos años.

Embed

Los aficionados locales estallaron y comenzaron a arrojar bombas de estruendo y bengalas al banco de suplentes de Panathinaikos. Por ese motivo, todos los jugadores del equipo visitante se fueron corriendo para el túnel en busca de reguardo.

Luego, una vez evacuado el público presente, el partido continuó y Panathinaikos se quedó con el título.