"Lo veo jugando igual y mejor que antes"

Desde Punta del Este, Daniel Orsanic contó cómo entrena con Pablo Cuevas y qué objetivos persiguen

Usted era el entrenador cuando Pablo Cuevas se lesionó y ahora vuelve a trabajar con él, ¿qué sabe de su período de inactividad?
Durante ese tiempo pasó por muchos momentos difíciles. Estuve con él los primeros cuatro o cinco meses después de la lesión y luego me puse a entrenar a otro jugador, pero él siguió con su médico y su preparador físico. El año pasado me puse muy contento al ver que podía jugar y competir, ya que además de la relación laboral que tuvimos antes, se generó una linda amistad. Tuve la oportunidad de verlo jugar en Buenos Aires y me dio mucha alegría.

¿Esa relación de amistad es la que pesó para que vuelvan a trabajar juntos?
Sí, hay una confianza mutua, nos conocemos bien y nos respetamos mucho. Si en la competencia conseguimos la continuidad que pretendemos, le tengo mucha fe.

De aquel jugador que entrenaba con usted en el momento de la lesión, cuando estaba entre los 50 mejores del mundo, a este de hoy, tratando de volver fuerte después de la lesión, ¿qué diferencias o similitudes nota?
El mayor cambio que veo es que está mucho más maduro. Con todo lo que le tocó vivir, creo que  pone las cosas en perspectiva y las mira desde otro punto de vista. Me parece que en eso está mucho mejor que antes. En cuanto al tenis lo veo jugando igual y mejor que antes, ya que ha incorporado algunas variantes que son muy buenas para su juego.

¿Como cuáles?
Está usando mucho mejor el slice y, si bien ha tenido que corregir el saque por causa de la lesión, sigue teniendo un buen timing para sacar. En general yo lo que destaco es que ha madurado mucho como persona y eso lo transmite adentro de la cancha.

¿Qué es lo primero que piensa trabajar en este primer semestre del año para lograr el objetivo de meterse entre los 100 mejores del mundo después de Roland Garros?
Él se está preparando bien. Hubo que hacer algunas adaptaciones para tener siempre el cuidado para que siga sano; entrenando, sumando partidos y puntos. El cuidado tiene que ver con no pasarse de exigencia para lograr la continuidad que esperamos. En lo demás, hay que ir pensando torneo por torneo. Tenemos muy en cuenta lo que es estar adentro de una cancha y el valor que tiene estar jugando, compitiendo y luchándola, así que vamos a ir disfrutando de eso.

¿Y cómo encaran el ranking?
Vamos a tratar de ir construyéndolo poco a poco, sin desesperarse. Lo más importante acá es acordarse de todo lo que pasó y disfrutar del camino que viene. Está en un momento en el que hay que sentirse afortunado por toda la garra que él puso para volver y tener la oportunidad que está teniendo. Creo que eso es lo que hay que tener bien presente.

En principio van a trabajar hasta Roland Garros, ¿de qué depende que sigan el resto del año?
Para tranquilidad de los dos pusimos las cosas claras de entrada. Lo voy a acompañar a los torneos que sea posible, sin que él tenga la presión de un compromiso anual con el entrenador. Todo esto es por lo que ya le pasó y le tocó vivir, porque siempre está la incertidumbre de cómo se van a dar las cosas. Creo que lo más importante es tener un compromiso de confianza entre los dos. En la medida de que él pueda tener continuidad vamos a seguir.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios