Lo tildan de "chic", pero Defensor supo ser comunista

“Cuando calentábamos, cantábamos canciones revolucionarias chilenas y de Zitarrosa”, recordó el mediocampista Graffigna

Quizás por la zona en que está o, justamente por eso, por el perfil de sus socios, desde los cuadros grandes se suele señalar a Defensor como un cuadro clasista, "chic". Sin embargo, hubo una época no muy lejana que representó de alguna forma a "la clase obrera organizada".

En los albores del verano de 1976 Defensor formó un plantel equilibrado con algunos juveniles y otros futbolistas experientes. Alguno de ellos regresaba al club como Pedro Graffigna tras su pasaje por el fútbol chileno. Grafifgna, como buena parte de los integrantes de aquel plantel eran comunistas o simpatizaban con sectores del Frente Amplio. Su técnico, Ricardo De León, era miembro del PCU.

En el ambiente se empezó a generar la idea de que Defensor era el cuadro que iba contra el stablshment, por tanto contra la dictadura militar del momento. En un acto de esta significación el principal relator del momento, Víctor Hugo Morales, hizo una campaña y prefería seguir a Defensor que a los grandes.

“Un día estaba jugando con mi hijo, que era chico, en la Plaza Zabala. Fui detenido y a punta de metralleta, llevado a una camioneta de FUSNA. Y cuando me iban a trasladar al cuartel, se hizo un llamado a la base de operaciones y cuando dijeron ‘el NN dice llamarse Beethoven Javier´, entonces pensaron que Beethoven había dos en el país, yo y una casa de música y me salvé de esa”, comentó Beethoven Javier, futbolista de aquella época-

Para el cuarto partido, el fixture indicaba de rival a Nacional. El Pichu Rodolfo Rodríguez estaba lesionado y De León recurrió a un juvenil de la cuarta, Julio Filippini, quien, a la postre, fue decisivo porque en el 2-2, le cometieron el penal y anotó el segundo.

“Tenía a mi hermano preso en la cárcel de Libertad –dijo Filippini hace años a CX 14– y en ese momento estaba en inferiores. Tuve la suerte de que me hicieran el penal para el primer gol y luego hice el segundo. Cuando terminó el partido CX 12 me hizo una nota y le dediqué el gol a mi hermano y a los compañeros del Penal de Libertad. Se armó una revolución que en ese momento no me di cuenta. Sé que llevaron preso a Víctor Hugo (Morales) y le preguntaron por qué después que yo mandé los saludos, él había dicho ‘bien recibido´. Cuando Víctor Hugo salió, lo fui a buscar para pedirle disculpas, y me dijo que no pasaba nada, pero que me estaban buscando a mí. Tuve que dar varias vueltas y lo cierto es que prácticamente no jugué nunca más y no descarto que haya sido por mis declaraciones. Después le mandé a mi hermano la camiseta número 17 de Defensor”, recuerda

“Cuando calentábamos, cantábamos canciones revolucionarias chilenas y también de Alfredo Zitarrosa”, cuenta Graffigna.

Los grandes comenzaron a desmoronarse hasta que, como tituló su transmisión Oriental, llegó "el Día D". El 25 de julio Defensor le ganó el último partido 2 a 0 a Rentistas y por primera vez un cuadro "chico" salia campeón uruguayo.

Defensor decidió dar la vuelta olímpica al revés.


Populares de la sección

Comentarios