Lo que España quiere mantener a la sombra

El ciclista alemán Jörg Jaksche dijo que el deporte español “tiene mucho por esconder” en el juicio que se lleva a cabo a los implicados en 2006 por la Operación Puerto: la jueza del caso no quiso que se divulguen nombres

El deporte español vive horas de convulsión. En estos días se lleva a cabo el juicio por la Operación Puerto y los nombres que danzan en torno a una sofisticada red de dopaje tienen en vilo al mundo.

La Operación Puerto comenzó en febrero de 2006 y descubrió que el médico Eufemiano Fuentes tenía una larga lista de deportistas a los que sometía a un tratamiento con sustancias dopantes.

Por entonces, el dopaje no era un delito en el derecho penal español y el caso fue archivado. El juez, además, negó el acceso a las pruebas a la Agencia Mundial Antidopaje.

EPO, testosterona, anabolizantes y transfusiones sanguíneas eran parte del cocktail de Fuentes para mejorar los rendimientos deportivos de ciclistas, atletas, tenistas y futbolistas. Sin embargo, la policía española recabó pruebas que implicaban a 58 ciclistas.  Esas pruebas fueron utilizadas en Alemania e Italia para castigar a unos pocos deportistas.  Ahora, con la reapertura del caso, la verdad pretende ver la luz.

Sin embargo, la jueza del caso le negó al doctor Fuentes que revelara los nombres de los deportistas que fueron sus clientes.

El ciclista alemán Jorg Jaksche, quien en 2007 admitió haberse dopado bajo un plan de Fuentes, es ahora uno de los testigos del caso.  “Normalmente un juez intenta tener todas las informaciones que le permiten aclarar un caso. Hay demasiados intereses en juego en el deporte español, muchas cosas que esconder”, dijo. Habrá que ver al final de este proceso si el deporte español quiere confesarse.


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios