Lo que el agua se llevó

Tras las inundaciones, Referí hizo un relevamiento para conocer qué daños provocaron las lluvias en el interior

Un tornado azotó Dolores. Un diluvio cayó a lo largo y ancho del país. Más allá de todo lo que afectó el estado del tiempo a la población, muchas instalaciones deportivas también se vieron afectadas en todo el país.

“Ya empezamos a hacer un relevamiento por todo el país para conocer la situación”, contó a Referí Daniel Daners, director de infraestructura de la Secretaría Nacional del Deporte.

Las autoridades estudian si los gimnasios municipales y las plazas deportivas sufrieron deterioros con los temporales.

Pero más allá de la órbita pública, muchas canchas de fútbol de equipos del interior se vieron afectados por las lluvias.

Algunas pertenecen a equipos que juegan en el interior. Otras a instituciones que militan en la Segunda División, como Atenas de San Carlos o Cerro Largo.

El estadio de Atenas quedó totalmente inundado. “Nuestro complejo tiene cuatro canchas y detrás de la cancha 4, a 10 metros, hay un arroyo que se desbordó. La cancha de baby fútbol quedó destrozada: arrancó los alambrados y un arco. En el estadio el agua llegó a 2,10 metros de altura. La calle interna que comunica el complejo se destrozó”, contó a Referí el dirigente Jonathan Tort.

“En un momento escuché críticas de que solo nos preocupaba el club y sin embargo lo primero que hicimos fue poner la concentración al servicio de los evacuados”, agregó.

Atenas tuvo que jugar el sábado de local en el Campus de Maldonado ante Progreso. Ese día se pusieron cajas en las afueras del estadio para recibir donaciones para los departamentos más afectados.

La solidaridad tuvo un efecto multiplicador en los últimos días en el país. El jueves, la sub 19 del club que dirige Gabriel Alcoba, realizó una jornada de limpieza en el complejo y ayer el club convocó a sus hinchas para seguir limpiando la mugre que dejó la crecida.

Cerro Largo tampoco pudo ser local el sábado en el Ubilla, afectado por las inundaciones entre semana.

La comisión de canchas del departamento, órgano dependiente de la intendencia departamental, determinó el jueves que el partido no se jugara en el Ubilla. Se tuvo que disputar en el Méndez Piana.

Ubilla, Cerro Largo
Arquitecto Mario Ubilla de Cerro Largo
Arquitecto Mario Ubilla de Cerro Largo

El Sobrero de Rocha no zafó del agua aunque cortada de pasto mediante quedó en mínimas condiciones para recibir a Rampla Juniors el sábado.

En ese departamento, las canchas de Rampla Juniors y Peñarol, y la de baby fútbol de Lavalleja, quedaron totalmente inundadas.

“En Rocha los evacuados se instalaron en el polideportivo y en el batallón. La gente se movió de diversas maneras para ayudar tanto a la gente de acá como a la de Dolores”, explicó la directora de deportes Rosmary Viscailuz.

En Treinta y Tres se inundaron los dos principales estadios: el Centro Empleados de Comercio y el Parque Colón.

“Si bien en el primer estadio la inundación no llegó la lluvia lo afectó porque el sistema de drenajes que tiene es muy viejo y la cancha estuvo 15 días bajo agua. En Parque Colón uno de los arcos quedó bajo agua”, comentó Freddy De los Santos, director de deportes.

Los dos gimnasios que tiene la capital se utilizaron como refugio para 140 evacuados.

“En el gimnasio municipal se filtró agua y como hay gente evacuada se vuelcan líquidos porque algunos cocinan ahí. El 19 de Junio tiene un portón grande por el que también entró agua”, agregó.

“El torneo local se suspendió y también el de fútbol sala. En lo que estamos trabajando es en actividades recreativas para los niños que están evacuados”, dijo De los Santos.

Ancelmo Pírez, su par de Florida, se trasladó el viernes a 25 de Agosto, la localidad más afectada del departamento, también para entretener a los niños.

“Por suerte en Florida no se afectó la infraestructura deportiva. La plaza de deportes y el estadio 10 de Julio se utilizaron para los evacuados. Lo único que fue afectado fue el estadio Campeones Olímpicos porque a causa de la humedad un árbol se cayó y rompió parte del muro de la tribuna sur”, dijo Pírez.

El fin de semana no había partidos fijados en ese escenario donde El Tanque Sisley hace las veces de local.

“A la brevedad se tiene que reparar con fondos municipales”, adelantó el director de deportes.

El Matías González de Artigas quedó totalmente inundado. En diciembre del año pasado, había sufrido la caída de un muro por otra inundación tras la cual Ruben Paz, director de deportes de Artigas y exjugador de Peñarol, le pidió ayuda a Juan Pedro Damiani que expresó que iba a jugar un amistoso en enero de este año a beneficio.

Matías González de Artigas
Matías González de Artigas
Matías González de Artigas

Durazno y San José fueron los departamentos más afectados por las inundaciones.

La crecida del río Yi no afectó al estadio Silvestre Landoni que está en la parte alta de la ciudad aunque a su alrededor quedó todo bajo agua.

Villa del Carmen también se vio muy afectada por las lluvias.

En San José de Mayo, quedaron totalmente cubiertas por las lluvias las canchas de San Lorenzo y Universal, y parcialmente la de River Plate, según contó a Referí el director de deportes Miguel Calandria.

San Lorenzo de San José
San Lorenzo de San José
San Lorenzo de San José

Por todas estas razones se pospuso el arranque de la 13ª Copa Nacional de Clubes de OFI cuya idea es que igual arranque el 30 de este mes. ¿Darán los tiempos para recuperarse de este desastre de lluvias?

El litoral norte no se vio mayormente afectado. En Salto, por ejemplo, se inundaron solo dos canchas de baby fútbol mientras que en Paysandú sufrió la cancha de Independencia con rotura de alambrados y muros.

En Canelones se vio afectado el estadio Martínez Monegal y la cancha de Wanderers de Santa Lucía.

Martínez Monegal
Estadio Martínez Monegal
Estadio Martínez Monegal

Flores y Colonia fueron algunos de los que no sufrieron consecuencias a nivel de infraestructura deportiva.

En Dolores, la ciudad que sufrió el tornado, el gimnasio municipal y la plaza de deportes no sufrieron daños.

En Mercedes, la capital del departamento de Soriano, el club Praga tuvo que retirar el piso flotante que estaba colocando al momento de las inundaciones.

Como respuesta inmediata –las movidas comenzaron el viernes 15– los clubes de la capital comenzaron una movida solidaria para ayudar a los damnificados.

Todos los equipos, jugadores del medio local e internacional tendieron la mano enseguida, como la mayoría de la población nacional. También lo hizo la Unión de Rugby del Uruguay.

La selección uruguaya de fútbol donará el 20% de lo recaudado en su próximo partido (ante Trinidad y Tobago, el 27 de mayo) para ayudar a Dolores.

Siempre que llovió paró. Aunque esta vez costó bastante.



Populares de la sección

Acerca del autor