Llegó la hora de hacer caja con los sub 20

Tras el Mundial llegan las ofertas por los sub 20: Casal va por Canobbio y desde Europa vienen por Mele

La vidriera de los mundiales de fútbol, que habitualmente preceden los recesos del verano europeo, se transforman en el disparador de los mercados de pases. Así se trate de mayores o de sub 20, las competencias que reúnen a los mejores del mundo resultan suficientemente atractivas para los ojeadores y los clubes. Así quedó patentado en el Mundial de Corea del Sur, que culminó el domingo, y que hoy coloca a sus figuras en los primeros planos.

En ese contexto, Fénix comienza a frotarse las manos porque está muy cerca de cerrar acuerdos por el golero Santiago Mele y el delantero Agustín Canobbio, dos de los destacados jugadores que tuvo Uruguay en el torneo asiático.

El presidente de los de Capurro, Álvaro Chijane, explicó a Referí que están "prácticamente cerradas" las negociaciones con el empresario Francisco Casal para acordar la transferencia de los derechos federativos de Canobbio.

Explicó que el padre del jugador, el exfutbolista Osvaldo Canobbio, acordó con Casal que le maneje la representación de su hijo.

Chijane dijo que solo falta firmar la documentación y que esperan hacerlo en los próximos días, porque las bases del acuerdo económico están definidas.

El presidente no quiso hablar de números, pero según pudo saber Referí, Fénix recibiría US$ 900 mil y se queda con un procentaje en caso de una futura venta del delantero.

En su etapa como futbolista, Osvaldo Canobbio también fue representado por Casal.

El futuro de Agustín Canobbio parece estar en Italia, donde el empresario intentará llevarlo de a poco para consolidar su crecimiento futbolístico, puntualizaron.

Por su parte, las opciones de caja que tiene Fénix se potencian en este mercado de pases con la posible transferencia del golero Mele.

Chijane también anunció que desde tres países se interesaron por el golero, que fue la figura de Uruguay para la clasificación entre los cuatro mejores equipos del Mundial, en la definición por penales ante Portugal. Se interesaron, dijo, un equipo de Turquía y desde el fútbol de Italia y Alemania.

Fénix quiere percibir no menos de US$ 1.300.000 por el golero.

El mercado de pases con los sub 20 puede brindar a los de Capurro un auxilio económico de poco más de US$ 2.000.000.

Los albivioletas serán los primeros beneficiados por el trabajo en juveniles que se plasmó en esta selección sub 20 mundialista, pero no los únicos: del plantel que orientó Coito aún hay 14 de los 20 jugadores cuyas fichas están en poder de los clubes uruguayos. Cuatro juegan en el extranjero y dos (Mathías Olivera, Joaquín Ardaiz) están en poder de empresarios.

El hecho de que el 70% de los jugadores de la sub 20 esté en manos de las instituciones refleja un cambio sustancial con relación a combinados sub 20 anteriores, que llegaban a esta etapa con un alto porcentaje de los jugadores en poder de empresarios o clubes del exterior, en general malvendidos por la necesidad de los clubes de hacer caja.




Acerca del autor