Llegó el dueño del arco aurinegro

Castillo arregló por un año con Peñarol; el arquero se siente reconocido en el club: “Mi relación con el hincha fue lo más extraordinario que me pasó”, dijo

La gente lo pidió y Juan Castillo llegó. Ya lo reconocía en un momento complicado cuando al Peñarol de Gustavo Matosas no le salían bien las cosas. Ya se había ido el Tony Pacheco una vez más y el hincha quedaba afónico: “Que se vayan todos/que Castillo/quede solo”.

Antes, dirigido por Gregorio Pérez, ganó dos clásicos por goleada (3-0 y 4-1) y perdió la definición de un Clausura que lo podía haber llevado a la final del Uruguayo con Danubio.

El miércoles se llegó finalmente a un acuerdo y firmará contrato por un año. Lo hará entre lunes o martes ya que no está en Montevideo el encargado del club en redactar los mismos.

“Tengo un enorme recuerdo de Peñarol porque, entre otras cosas, fue una vidriera para ir al exterior”, explicó el miércoles Castillo a El Observador.

Y enseguida recuerda al seguidor manya: “Mi relación con el hincha del club, con la gente, fue lo más extraordinario que me pasó. El reconocimiento aún existe hasta el día de hoy. Es otro estímulo más para volver, porque reconozco que la gente me tiene mucho cariño”.

Para Castillo, “Peñarol es un club muy particular porque de chico uno era hincha. Cuando estuvieron en 2011 en Santiago y yo defendía a Colo Colo, fui a visitarlos al hotel –Diego Alonso estaba en el plantel– y después fui al partido contra Universidad Católica con mi hijo grande. Me quedé muy contento porque esa noche clasificó a las semifinales”.

A su vez, admitió que “con Diego (Alonso) no hablé todavía. Tengo amigos en común como Diego Jaume –quien jugó conmigo en Defensor– y me habló muy bien de él”.

“Para mí no es nuevo jugar en Peñarol, es una responsabilidad que no es fácil de absorber, pero ya tengo oficio como para hacerlo”, agregó el arquero.

Con relación a su primer pasaje por el club, el golero entiende que hoy tiene “más experiencia. Las ganas y la motivación son las mismas, incluso mayores porque aquella vez no jugábamos copas y ahora tenemos la Sudamericana y la Libertadores”.

De este plantel solo jugó en Peñarol con Antonio Pacheco. “Conozco al Tony que es un grande del club. También jugué con Darío (Rodríguez) pero en la selección”.  

Peñarol ya tiene al arquero de la gente. Y también sumó oficialmente al Japo Rodríguez por dos años. Diego Alonso también está contento.


Populares de la sección

Comentarios