Llamen al Chapulín

En medio de terribles problemas, la selección de México tuvo cuatro directores técnicos distintos en 40 días y para cinco partidos diferentes; así intenta clasificar al Mundial de Brasil 2014

Roberto Gómez Bolaños fue un grande del humor mexicano, gran seguidor del fútbol e hincha de uno de los grandes de ese país: América. Todavía vive con su esposa, la actiz que en El Chavo –el personaje que lo hizo famoso en el mundo entero– protagonizaba a Doña Florinda y que tiene 20 años menos que él.

Tenía otro personaje entrañable que era el Chapulín Colorado quien se hacía notar por sus dichos y por lo que decían aquellos a los que él defendía.

La histórica frase “y ahora..., ¿quién podrá defenderme?”, de una víctima era el preámbulo para que apareciera el Chapulín y en base a enredos, arreglara todo.

En mayo de 2012 durante no mucho rato, organizó una Twitcam a través de Twitter y juntó a 5.000 personas alrededor del mundo. “Me estoy despidiendo del fútbol. Ha sido mi pasión, lo jugué bastante bien, pero el fútbol que veo ahora es horrible, es sucio. Todo gana el sucio, el agresor, el que lastima. En mis tiempos, sencillamente no existía. Ya no me gusta el fútbol”.

Lo que sucede actualmente en la selección mexicana es digno de una película de clase B, de un espectáculo bizarro. Se habla de México, que junto a Estados Unidos, clasificaba a los Mundiales de taquito porque se enfrentaba ante rivales de mucho menor fuste.

Sin embargo, los tiempos cambiaron, algunos adversarios ya no son cenicientas y la semana pasada fue justamente Estados Unidos el que en los descuentos hundió a Panamá y le dio la chance al “tri” como le dicen los aztecas a su combinado, a jugar el repechaje ante Nueva Zelanda. Si no llegaban esos goles estadounidenses, México quedaba afuera del Mundial de Brasil 2014.

Cuatro técnicos, cinco partidos
José Manuel de la Torre fue el técnico que más partidos dirigió del tri en estas Eliminatorias. Sin embargo, los resultados fueron decantando en que fuera cesado. Su último encuentro como entrenador fue el 6 de setiembre cuando se dio el “Aztecazo” de Honduras que empezó a dejar sin aire a los mexicanos.

Pero la Federación Mexicana de Fútbol (Femexfut), presidida por Justino Compeán, entró en una vorágine depredadora.

En un país en el que el fútbol mueve millones de dólares con el manejo de los dos canales de aire principales, Televisa y TV Azteca, el hecho de quedar fuera de un Mundial no pasa inadvertido.

Cabe recordar que México es una selección que fue a la enorme mayoría de los Mundiales. No estuvo en 1934, 1938, 1974, 1982 y 1990 (estaba sancionado). Pero de allí en adelante, concurrió a todos.

En la nación azteca, algunos periodistas deportivos opinan que el poder de las televisoras, llevado a la política, sirve para ocultar, a través del fútbol “la gravedad de la situación económica y social del país”.

Como sucede también cada vez que los resultados no se dan, existen mexicanos que piensan que Compeán “es un sinvergüenza” y hasta se habla de una gran corrupción, aunque nada fue probado.

Y el hincha, el que va al fútbol, el que paga la entrada, no sabe para dónde agarrar ni a quien creerle.

Pasaron 40 días y cuatro técnicos diferentes en el tri. Desde que cesaron a De la Torre, el seguidor mexicano pasó del “FueraChepo” a  “Con todo Tena”, cuando fue contratado Luis Fernando Tena. Luego fue “In Vuce we trust” (“En Vuce confiamos”) cuando nominaron a Víctor Manuel Vucetich y ahora es “ Piojo nuevo DT”, en alusión a Miguel Herrera el flamante entrenador nombrado el viernes pasado. Cuatro entrenadores distintos para cinco partidos, algo increíble para una selección.

El multimillonario Emilio Azcárraga, dueño de Televisa, tiene un poder impresionante y muchos le endilgan a él que ahora el nuevo técnico sea Herrera, quien dirige a su vez a América, club del que es dueño el canal de TV. En México dicen que se hace lo que él dice, y que inclusive la Femexfut también le rinde pleitesía.

A Víctor Manuel Vucetich le dicen “El Rey Midas”. “Soy ‘Rey Midas’, no Dios, por eso estamos como estamos”, dijo cuando lo echaron hace unos días.

México está desesperado porque hay muchos millones de dólares en juego. Parece una víctima de las que ayudaba el Chapulín.

LOS ÚLTIMOS PARTIDOS DEL TRI

JOSÉ MANUEL DE LA TORRE
6/9 MÉXICO 1-HONDURAS 2
LUIS FERNANDO TENA
10/9 ESTADOS UNIDOS 2-MÉXICO 0
VÍCTOR MANUEL VUCETICH
11/10 MÉXICO 2-PANAMÁ 1
15/10 COSTA RICA 2-MÉXICO 1
MIGUEL HERRERA
13/11 NUEVA ZELANDA-MÉXICO

LAS FRASES

“Que quede claro, nosotros no clasificamos a jugar el repechaje ante Nueva Zelanda; nos clasificaron los estadounidenses”

“Es una situación que estamos pasando de crisis, que nadie la tenía planeada, que a nadie nos gusta, y estamos apenados con la afición, estamos apenados con los dueños de los clubes y estamos apenados con nuestros patrocinadores”

Justino Compeán
PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN MEXICANA DE FÚTBOL


Populares de la sección

Comentarios