Liverpool y Sevilla son finalistas

El equipo de Klopp goleó a Villarreal y evitó otra final española

Sevilla y Liverpool disputarán el 18 de mayo en Basilea la final de la Europa League, tras ganar este jueves en la vuelta de las semifinales a Shakhtar Donetsk (3-1) y Villarreal (3-0), respectivamente, sellando su pasaje para el duelo decisivo.

No habrá por lo tanto un pleno histórico de finales europeas 100% españolas, ya que el Submarino Amarillo no pudo llegar a buen puerto en su visita a Inglaterra.

En la Liga de Campeones, Real Madrid y Atlético de Madrid se clasificaron esta semana para jugar la final de la máxima competición continental, el 28 de mayo en Milán.

Diez días antes, el Sevilla buscará el título de la Europa League ante el Liverpool, con lo que garantizaría un doblete de títulos para el fútbol español, igual que el año pasado, cuando los andaluces levantaron la Europa League y luego el Barcelona conquistó la Champions League superando a la Juventus en la final de Berlín.

La final de la Europa League entre Sevilla y Liverpool en tierras suizas, que tendrá además como motivación agregada un billete para la Liga de Campeones para el campeón, será un duelo entre dos equipos que saben bien lo que es ganar esta competición en el pasado.

Con cuatro títulos (2006, 2007, 2014, 2015) entre Europa League y Copa de la UEFA (anterior denominación del torneo), Sevilla está en solitario en cabeza del palmarés histórico.

Liverpool logró tres cuando la competición todavía se llamaba Copa de la UEFA (1973, 1976, 2001). Si conquista el título, alcanzaría al Sevilla y dejaría atrás su igualdad con Juventus e Inter de Milán, que también tienen tres coronas.

Goleador Gameiro

En su victoria sobre Shakhtar este jueves, Sevilla tuvo como héroe al francés Kevin Gameiro, autor de un doblete (9, 47). El brasileño nacionalizado croata Eduardo Da Silva había empatado provisionalmente el partido para los visitantes en el 44 y el también brasileño Mariano Ferreira puso el 3-1 definitivo en el 59.

Gameiro ya había sido protagonista en el partido de ida, cuando firmó de penal el tanto del empate 2-2 en el minuto 82 del partido de ida, consiguiendo así que su equipo afrontara la vuelta sin necesidad de remontar y con un resultado esperanzador.

Ganar a Shakhtar es un buen augurio, ya que superar al equipo ucraniano, en una dramática eliminatoria en los octavos de final de la 2006-2007, allanó el camino hacia el título en la entonces Copa de la UEFA.

Serán dos las finales que el Sevilla dispute en este mes de mayo, ya que también está clasificado para la de la Copa del Rey, que disputará el domingo 22 de mayo, apenas cuatro días después de la final de la Europa League, contra Barcelona.

El Liverpool de Klopp

Por su parte, Liverpool vivió una gran noche de remontada europea en su 3-0 sobre Villarreal, una semana después de haber caído 1-0 en el descuento final de la ida en España.

Un tanto en contra de Bruno Soriano en el minuto 7 permitió al Liverpool igualar provisionalmente la eliminatoria y en la segunda mitad Darren Sturridge (63) y Adam Lallana (81) consiguieron el triunfo definitivo.

"Ha sido una noche maravillosa, hemos estado muy bien. Con fuerza, con buen fútbol. Ha sido muy emocionante", festejó el técnico alemán de los locales, Jürgen Klopp.

Villarreal incluso terminó con un hombre menos, por la segunda amarilla a Víctor Ruiz en el 71.

Liverpool volvió a levantar una eliminatoria que tenía muy complicada, después de su duelo de cuartos de final ante el Borussia Dortmund.

Villarreal volvió a toparse con las semifinales como su techo en las competiciones europeas. Su final de temporada ya no tendrá grandes desafíos, ya que el domingo consiguió asegurar matemáticamente el cuarto puesto en la Liga española y con ello su clasificación para la ronda clasificatoria para los grupos de la próxima Liga de Campeones.