Liverpool sufrió el castigo más duro

En 1985, los “Reds” fueron castigados con 10 años sin poder participar de los torneos europeos. Los otros clubes ingleses pagaron cinco años de pena y sufrieron el mal de convertirse en un fútbol pobre

En la década de 1980, saturados por las hechos de violencia multiplicados en los terrenos del fútbol europeo, generadas por los “hooligans”, los hinchas de los clubes ingleses ultraderechistas con ideas neonazis, y con la tragedia de Heysel en 1985 como gota que derramó el vaso, el Tribunal de Disciplina de la UEFA decidió suspender a Liverpool con 10 años sin poder participar de los torneos europeos.

El equipo de la ciudad de Los Beatles, ganador de las ediciones de la Liga de Campeones en el 77, 78, 81 y 84, y el resto de los clubes ingleses, castigados con cinco años de ausencias en campeonatos UEFA, fueron intimados a terminar con los hinchas violentos para volver a participar de las competiciones europeas.

De todas maneras, fue recién en 1989 cuando los ingleses aprendieron la lección. La Tragedia de Hillsborough provocó el "Informe Taylor", un paquete de medidas para erradicar la violencia en el deporte impulsado por Margaret Thatcher, que se aplica, con algunos ajustes, hasta estos días.

El fútbol de Gran Bretaña, el más laureado por aquel entonces – ganador de siete de los 8 títulos disputados entre el 76 y el 84- sufrió consecuencias de todo tipo por el mal comportamiento de sus hinchas.

La mencionada hegemonía ganadora se vio abruptamente cortada. Los clubes sufrieron pérdidas económicas muy fuertes: cayó la venta de publicidad, la venta de entradas y se desplomaron los ingresos por derechos televisivos. Además, las grandes figuras del fútbol mundial dejaron de ir a Inglaterra por la imposibilidad de los clubes de disputar las competencias más importantes. Las estrellas que allí estaban, tomaron otros rumbos.

En América del Sur, estos problemas se volvieron un tema recurrente y el nuevo Tribunal de Disciplina de la Confederación Sudamericana de Fútbol tomó cartas en el asunto. Corinthians, Gremio, Cerro Porteño, Peñarol y Vélez, ya sufrieron multas fuertes y saben que de no poder controlar a sus hinchas pagarán más caro las consecuencias.


Populares de la sección

Comentarios