Limberg volvió a Los Céspedes con su hijo

El volante boliviano, que vistió la camiseta tricolor, quiere que su hijo se forme en las inferiores del club

El exvolante boliviano de Nacional, Limberg Gutiérrez, volvió este miércoles al complejo del club, Los Céspedes, para que su hijo de 16 años realice una prueba en las formativas tricolores.

"La Bomba", como le llamaban a Limberg por su gran pegada, jugó para los tricolores en el año 2001 y dejó un buen recuerdo en la hinchada. El futbolista, que fue internacional con la selección boliviana, fue campeón con los albos en esa temporada.

Hace unas semanas, en una nota a la revista Túnel, Gutiérrez manifestó que su deseo era que su hijo Limbercito, como le llama, pudiera tener posibilidad de formarse Nacional. "Yo chateo siempre con Alejandro Lembo para que Limbercito vaya a Nacional", dijo en ese entonces.

"He hablado con Eduardo Ache y también con el Cacho Blanco. Ellos lo pueden formar y quiero que vaya a Nacional por lo que puede aprender y por la vidriera. El jugador uruguayo es más atrevido, más encarador, tiene todo. Ahí quiero que se termine de hacer futbolista. Además, el uruguayo no es como el argentino que es camarillero. Limbercito fue a Vélez a los trece años y dice que no se la tocaban", comentó.

En esa nota, el exjugador de 37 años, que se retiró en 2014, también dijo que aún soñaba con despedirse en Nacional. "Tengo varias ideas. Pienso en ir a Uruguay, entrenar hasta ponerme bien de bien, que si yo quiero lo hago. Hablar con Ache y jugar un mes y que sólo me pague hotel y despedirme bien en Uruguay, con la hinchada de Nacional. Y mostrarles a todos, especialmente a los dirigentes de Blooming (su equipo de Bolivia), que uno es más reconocido afuera de su país", dijo.


Populares de la sección

Acerca del autor