Ligüera fue el protagonista de la fiesta

Hinchas de Fénix le pidieron que no se vaya y dijo no tener nada con Nacional

. "¡Ligüera, Ligüera!". El 10 de Fénix se acerca al banco de suplentes que está de espalda a su hinchada y los hinchas comienzan a gritarle a su ídolo y máxima figura. Cuando el partido termina, y el enganche da una nota para TV, los aficionados del equipo de Capurro se cuelgan al alambrado y vuelven a cantarle al floridense, demostrándole su cariño y también que quieren que siga un tiempo más en el club.

En los últimos días su nombre volvió a sonar con fuerza para Nacional y ayer, en el encuentro entre albivioletas y tricolores, los ojos de todos los que concurrieron al estadio de Fénix estuvieron atentos a los movimientos del enlace formado en Los Céspedes.

Embed

Tras terminar el encuentro, Ligüera habló sobre los rumores sobre un posible pase a los albos. "Conmigo oficialmente nadie habló. Las reglas del fútbol son así", expresó a VTV. Cuándo se le preguntó dónde iba a entrenar este lunes, si con Nacional o con Fénix, el floridense respondió: "Mañana (por hoy lunes) tengo libre y el martes entreno en Fénix".

"Ya hace un mes y medio se está hablando de esto. Hace un mes y medio está mi nombre en la vuelta. Incomoda un poco, más que nada por respeto a la gente de Fénix", señaló el futbolista.

Manoseado

Otro que fue consultado por el futuro de Ligüera fue el entrenador de Nacional, Martín Lasarte. Cuando se le preguntó si tenía alguna información sobre el posible traspaso, señaló: "No tengo nada y no quiero hablar del tema".

"Martín es un tipo extraordinario y me parece que se ha manoseado –lo digo con todo respeto– su situación, y no quiero hablar del tema", agregó el técnico albo.

Populares de la sección