Ley de Presupuesto contra los pases puente

El actual proyecto de ley de Presupuesto incluye tres artículos que reducen las ganancias para clubes uruguayos
Las estrellas que figuraron en los planteles de equipos chicos uruguayos son tan llamativos como insólitos, pero todos tienen detrás el mismo objetivo: conseguir recursos bordeando impuestos.

¿Alguien en su sano juicio puede imaginarse al brasileño Hulk, mundialista con su selección y estrella de Zenit en Liga de Campeones, jugando en el inhóspito césped del Complejo Rentistas? Nadie, jamás, bajo ningún concepto.

Givalido Viera de Souza, conocido como Hulk, fue uno de los pases "offshore" más resonantes, ya que el futbolista llegó a Porto a cambio de € 13,5 millones desde Rentistas.

El bicho colorado tenía en su momento el 40% del pase y el empresario uruguayo Juan Figer fue el nexo de la operación. ¿El resultado? Rentistas ganó dinero por la venta de un jugador que nunca se puso su camiseta.

El presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Wilmar Valdez, era vicepresidente del club del Cerrito de La Victoria en el momento de la transferencia y, consultado por Referí, afirmó: "Los pases puentes son un mecanismo legal que tienen los clubes para obtener recursos".

Con la actual legislación vigente, para que la venta de los derechos federativos de un jugador estuviera gravado por impuestos en Uruguay, el futbolista, además de estar inscripto en un club uruguayo, debía ser residente fiscal, haber estado 60 días en Uruguay, o jugar el torneo uruguayo.

La ley que le corta las alas
Consultado por Referí, Daniel González Cotelo, del Estudio Posadas, Posadas y Vecino, afirmó: "Cuando los clubes hacían un pase puente no cumplían los requisitos para pagar impuestos. La nueva legislación entiende que todos los ingresos por los derechos federativos y/o de imagen serían considerados 100% ingresos de renta uruguayo y deberían ser gravados".

El proyecto de ley de Presupuesto que analiza actualmente el Parlamento tiene tres artículos (los 653, 662 y 665) que eliminan las condiciones actuales y que de ser aprobados, comenzarán a regir a partir de enero.
"La venta de derechos quedaría gravada con una tasa del 12%, sobre el precio de la enajenación para los contribuyentes del Impuesto a la Rentas de los No Residentes (IRNR) y los contribuyentes del Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE) pagarían a una tasa del 25% sobre la ganancia real. En este último caso, podría ser discutible que puedan deducir del impuesto el precio pagado por el pase. Adicionalmente, la norma considera que son 100% fuente uruguaya los ingresos por mediación, es decir, las comisiones por esos pases. Eso también estaría gravado por impuesto a la renta y al valor agregado, cuando las operaciones se realizan en forma habitual. Esos serían los cambios en caso de aprobarse", explicó González Cotelo.

Los pases puente son legítimos para FIFA, la DGI y el Tribunal de lo Contencioso Administrativo y, según González Cotelo, no tienen como única motivación un tema tributario: "Muchas veces se hace para viabilizar la operación financiera porque hay países que tienen severos controles sobre las transferencias de dinero".

Hoy los contribuyentes del Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE), pagan una tasa efectiva de 8,79% y los contribuyentes del Impuesto a la Renta de No Residentes (IRNR) es del 11,25%, según establece la resolución 2.683 de 2013.
Además de Hulk, otros jugadores que militan en Europa como Javier Pastore, Sergio Agüero, Ezequiel Lavezzi y Facundo Roncaglia y otros del fútbol argentino como Víctor Zapata, Román Martínez, Jonathan Santana, Denis Stracqualursi, Fernando Ortiz, Óscar Ustari, Pablo Ledesma, Santiago Vergini, Emmanuel Gigliotti y Jonathan Santana tuvieron transferencias sospechadas por la AFIP en una investigación que involucró a los clubes uruguayos Sud América, Fénix, Rentistas y Deportivo Maldonado. El último caso fue el de Daniel Osvaldo.

Si la ley de presupuesto es aprobada, los pases puentes no se eliminarán, pero los clubes estarán cada vez más obligados a obtener recursos genuinos.

Tres casos que hicieron ruido
Pablo Daniel Osvaldo (De Sud América a Porto): El delantero ítalo-argentino llegó con cartel de figura a Boca Juniors, pero escándalos de su vida privada no lo dejaron brillar. Luego de no acordar la renovación de su vínculo, firmó contrato con Sud América por un día, antes de llegar a Porto por dos temporadas.

Román Martínez (De Progreso a Estudiantes LP): El volante llegó al club de La Plata desde Progreso, cuando era jugador de Tigre y nunca jugó en Uruguay. Estudiantes fue investigado por la AFIP con una carátula de evasión impositiva. El representante era Jorge Cysterpieller.

Facundo Roncaglia (De Fénix a Fiorentina): El defensor de Boca Juniors selló su transferencia desde Fénix hacia el fútbol italiano. Sin haber cumplido un entrenamiento con el club de Capurro, su representante Claudio Curti abrochó la transferencia desde Fénix directo a Fiorentina según consignó la agencia Télam.


Populares de la sección

Acerca del autor