"Les vamos a ganar"

Jorge Goncálvez, técnico de Peñarol, admitió a El Observador su optimismo de cara al clásico que se viene

¿Qué conclusiones sacó del partido ante Fénix luego de la victoria del domingo?
Quedé tranquilo por el rendimiento del equipo y siempre está bueno ganar para encarar la semana que empieza.

Además, se trata de una semana muy especial porque se viene el clásico.
Sí, claro. Recién mañana (el martes) vamos a comenzar los trabajos ya que hoy (el lunes) tuvimos libre, pero siempre es importante cómo encarar la semana.

Quedó reflejado que usted apostó a la velocidad por las puntas ante Fénix. ¿Es algo que piensa repetir para el clásico?
No solo explotamos la velocidad por las puntas, sino hacia las puntas. Al equipo lo armé con dos hombres de marca en el medio para cortar y salir rápido y las jugadas de los goles que se dieron no fueron casualidad. Son cosas que se trabajan en la semana y eso me da una gran alegría.

Mauro Fernández ha demostrado una evolución importante en los últimos partidos. ¿Lo ve así?
Mauro hace un trabajo completo, porque no es solo lo que colabora arriba, labura mucho también en nuestra área y eso hay que valorarlo.

Zalayeta entró y volvió a demostrar cierta lentitud en ataque.
Sí, es así. Le sigue faltando y no es el Zalayeta que uno quiere, el que uno conoce. Estuvo tres semanas en una camilla y perdió fútbol. Es un gran jugador y ya va a volver a su nivel, pero en estos momentos carece del ritmo que se necesita para jugar de titular en Peñarol.

Teniendo en cuenta su experiencia clásica, pese a que no anda bien, ¿tiene posibilidades de ser titular ante Nacional?
Todos tienen posibilidades. El jueves voy a parar el equipo en Los Aromos y en la cancha veré si me dejan conforme o no. Ya tengo en mi cabeza una base de lo que será, pero habrá que esperar.

Pacheco, quien estuvo por primera vez en el banco, ¿también tiene posibilidades?
Estoy muy conforme con Tony dentro de la cancha y también fuera, porque es un jugador importante. Hasta ahora, si no fue el mejor, fue de los mejores.

Pero no lo tuvo en cuenta ante Fénix. ¿Cómo se entiende?
Fue una decisión técnica, solamente eso. Creí que era lo mejor para el equipo.

Le repregunto. ¿Tiene posibilidades de ser titular ante Nacional?
Todos los partidos son distintos. Ahora puedo pensar en ponerlo. Vamos a ver qué pasa trabajando tranquilos en la semana.

Bizera jugó luego de un tiempo y lo hizo aceptablemente. Es un futbolista que en el clásico puede dar una buena mano.
Hay jugadores que por más mal que puedan estar en lo físico o futbolístico, suplen eso con su jerarquía en esta clase de partidos. Bizera es uno de ellos y ya lo demostró en el pasado. Ante Fénix jugó un partido correcto con algunos errores. Claro, no puedo hacer esa apuesta con varios jugadores que no se encuentren 100%, porque allí sí que las cosas no saldrían bien.

El domingo dijo que ganarle a Nacional sería importante para quitarle el campeonato.
Es así. Pero más importante es para lo que viene, para afrontar todo con otra cara. Porque después vendrá la Libertadores, que hay que ganarla, el remate del Uruguayo, que hay que ganarlo, entonces ganar el clásico te da otro margen, otra tranquilidad. Además, también te sirve para la Tabla Anual. Para este torneo no nos da para llegar. Pero hay que tener en cuenta que con el triunfo podemos cambiarle el humor de nuestros hinchas.

Nacional llega mejor en la tabla. ¿Es el favorito?
Te voy a contestar con una frase que tiene años: en los clásicos no hay favoritos.

La jerarquía de los futbolistas, ¿qué papel juega en un clásico?
Es fundamental. Algo se vio en el clásico anterior cuando todos decían que Nacional era el favorito y Peñarol le pasó por arriba. Tengo muchísima fe en mis jugadores. Sé que el futbolista de Peñarol cuando se pone la camiseta rinde mucho más en estos partidos.

Hoy (el lunes) tuvo libre, pero seguro ya pensó el equipo.
Desde que terminó el encuentro ante Fénix ya estoy pensando. Son partidos para disfrutar. Espero ver a los futbolistas a los ojos para ver cómo están y que me la compliquen entre semana para formar el equipo.

Usted tiene historia en esta clase de partidos.
Primero lo viví como hincha, luego como jugador de inferiores, como jugador de Primera, como entrenador de Tercera y este será mi debut clásico en Primera. Si gano soy el tipo más feliz del mundo y si pierdo, el más triste del mundo, me siento con vergüenza. Y como a mí, a mucha gente le cambia el humor un resultado en un partido así.

¿Entonces se puede decir que el domingo luego del partido, usted será “el tipo más feliz del mundo”?
El domingo a las 7 menos cuarto de la tarde cuando termine el clásico voy a ser el tipo más feliz del mundo junto a toda la hinchada, porque les vamos a ganar.


Populares de la sección

Comentarios