Lembo, el capitán que dormía con las copas

El zaguero ganó 10 trofeos con la camiseta tricolor y cada uno de ellos pasó la noche del título en la casa del capitán, que decidió retirarse a los 35 años

El lunes 14 de febrero de 2000 –un día antes de cumplir 20 años- Alejandro Lembo dormía plácidamente la siesta en su habitación de la Hostería del Lago, en Punta del Este, donde se concentraba con la selección uruguaya. Estaba tan dormido que su representante Daniel Delgado tuvo que llamar al celular de Gonzalo Sorondo, compañero de pieza de Lembo, para darle el aviso: “Alejandro, tenés tiempo hasta las 21 para llegar a la AUF y pedir pase para Nacional”. Eran las 16:30 y antes de viajar debía participar del entrenamiento vespertino de la selección.

A las 20 se terminaba el período de pases de ese año, pero Nacional pidió una hora de prórroga para permitir la llegada del último refuerzo. El técnico Hugo De León (pocos conocen más que él de ese puesto) pidió a Lembo a último momento porque en los amistosos de verano había flaqueado la zona defensiva del equipo. Y así pasó Lembo de Bella Vista a Nacional, con muchos sueños, pero sin imaginar que unos años después se iba a convertir en el capitán que más copas levantó en el fútbol uruguayo desde ese año en adelante y que sería el creador de una exclusiva cábala:  siempre que ganaba una copa la llevaba a su casa y dormía con ella, hasta el día siguiente cuando la devolvía a la sede.

El jueves 11 de julio de 2013, más de 13 temporadas después, Lembo dio por terminada su carrera de futbolista a los 35 años. En su primera época con la camiseta tricolor fue siete veces campeón. Ganó tres torneos Apertura, un Clausura y tres campeonatos Uruguayos. En julio de 2003 partió a Real Betis. Regresó desde Aris Salónica de Grecia para la temporada 2009/2010. Y continuó con la costumbre de levantar copas: fue campeón del Apertura 2009, del Clausura 2011 y del Uruguayo 2010/2011.

Durante su trayectoria fue bautizado como El Mariscal (en recuerdo de José Nasazzi, gloria de Bella Vista), Patrón de la zaga y también como Levantacopas.

Jugador indiscutido en las selecciones juveniles (vicecampeón mundial sub 20 en Malasia 1997), debutó en la mayor en un amistoso frente a Paraguay antes de la Copa América de 1999. Disputó 38 partidos con la camiseta celeste (incluyendo la Copa del Mundo de Corea y Japón 2002), el último en octubre de 2004 frente a Argentina.

Los mejores años

Lembo llegó a Nacional en una época en que el equipo se estaba levantando de lo que había sido el quinquenio de Peñarol (1993-1997). Fue campeón Uruguayo en 1998 y aunque perdió en 1999, los fantasmas se habían ido. A partir de 2000 los tricolores forjaron el tricampeonato uruguayo con Lembo como uno de los pilares fundamentales. En esos tres años (2000, 2001 y 2002) fue Óscar Morales el que disputó más partidos con la camiseta de Nacional  (92), seguido de Alejandro con 85.

Pasó por los albos sus mejores años de carrera. En julio de 2003, después de participar con Nacional de una Copa de la Paz en Corea, fue transferido a Real Betis. Se mantuvo en el club español hasta 2007 y ganó una Copa del Rey. En la temporada 2007/2008 defendió a Danubio, el club del que siempre fue hincha, según confesó. Cuando enfrentó a Nacional en el Parque Central los hinchas le hicieron un emotivo homenaje.

En 2008/2009 pasó por Aris Salónica, en 2009/2010 volvió a Nacional, en 2010/2011 fue a Belgrano de Córdoba y regreso en 2011 a los tricolores. En el último semestre jugó apenas siete partidos y decidió retirarse y pasarse al equipo de los técnicos. 


Populares de la sección

Comentarios