Leicester rescató un punto en un partido raro

Le ganaba 1-0 a West Ham, le expulsaron mal a Vardy, se lo dieron vuelta al final y en tiempo añadido, Ulloa igualó de penal
Un penalti transformado en el tiempo añadido por el argentino José Leonardo Ulloa evitó la derrota ante el West Ham del Leicester (2-2), que acusó la expulsión de Jamie Vardy al inicio de la segunda mitad.

El tropiezo del conjunto de Claudio Rainieri reabre la carrera por el liderato de la Premier. El Leicester aventaja en ocho puntos al Tottenham. Pero la renta puede reducirse a cinco si el conjunto londinense gana el lunes en el campo del Stoke en el partido que cerrará la trigésima cuarta jornada.

El choque se le puso de cara al líder cuando Vardy abrió el marcador en el minuto 18. Y eso que el West Ham pudo ponerse por delante en el primer minuto de juego, en una acción donde el balón dio en los dos palos y cayó en las manos del meta Kasper Schmeichel.

El Leicester, que soporta como puede la presión del primer puesto y el acoso de los rivales, empeoró cuando se quedó con un jugador menos cuando Vardy vio la segunda tarjeta amarilla por fingir un penalti y fue expulsado.

Tenía el equipo de Rainieri 35 minutos por delante para aguantar y proteger su marcador. El choque se agitó en la parte final. El West Ham, en dos minutos, dio la vuelta a la situación. Primero con un penalti anotado por Andy Carroll. En el 86 con el gol de Aaron Cresswell.

Tuvo fortuna, sin embargo, el Leicester, que en el tiempo extra consiguió llevar un balón al área de Adrián. Ahí se gestó un penalti que transformó Ulloa para evitar la derrota del líder.
Fuente: EFE

Populares de la sección