Le sacarán los títulos a Lance Armstrong

La Agencia Antidopaje de EEUU anunció que el ciclista ganador de siete Tours de France será suspendido de por vida tras sus declaraciones

La Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA), anunció a través de su director ejecutivo Travis Tygart que este viernes, Lance Armstrong podría ser suspendido de por vida al conocerse la decisión del exciclista de no presentarse al arbitraje para responder a los cargos de dopaje.

Tygart, informó que bajo el código de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) Armstrong también perdería la medalla de bronce que logró en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000, así como cualquier premio, títulos de competiciones y ganancias en efectivo desde 1998.

También se le debería apartar para siempre de la competición. Una prohibición que incluye cualquier responsabilidad oficial como entrenador o representante en cualquier deporte olímpico.

La USADA reaccionó rápidamente ante la decisión de Armstrong de no defenderse más de las acusaciones de dopaje por considerar que son "injustas y una caza de brujas anticonstitucional", y la calificó como una "admisión" de culpa por parte de un deportista, considerado como un héroe nacional en Estados Unidos por la manera como se superó en la lucha con la mortal enfermedad del cáncer.

"Es un día triste para quienes amamos el deporte y a los deportistas", declaró Tygart. "Éste es un ejemplo de un triunfo a cualquier precio y demuestra que quien engaña para ganar nunca tiene éxito, al final el tramposo siempre es descubierto. La UCI está obligada a reconocer nuestra decisión e imponerla como uno de los firmantes del Código Mundial Antidopaje que es" agregó.

Tygart reiteró que la USADA tiene el poder de despojar a Armstrong de los títulos del Tour, aunque el excorredor y sus abogados cuestionan tal opción.

Armstrong reitera en su comunicado que su decisión no es un acto de contrición ni reconocimiento de los cargos sino una negativa a entrar en un proceso de arbitraje que considera indigno y contrario a la justicia.

La USADA sostiene que el estadounidense utilizó substancias prohibidas desde 1996, incluyendo EPO, esteroides y transfusiones de sangre que le permitiesen aumentar su rendimiento deportivo de forma sistemática desde 1999 hasta el 2005.

Armstrong, que ha negado siempre que se dopase, ha reiterado en su renuncia a defenderse que lo respaldan los más de 600 controles antidopaje que se hizo durante su carrera profesional y en los que nunca dio positivo.

"La agencia antidopaje no puede controlar un deporte profesional e intentar quitarme siete Tours de Francia. Yo sé cómo gané esos siete Tours, mis compañeros saben cómo lo hice y todos con los ciclistas con los que competí también lo saben" asegura.

Sin embargo, la renuncia propicia de manera automática la suspensión de por vida de Armstrong y es el primer paso para desposeerle de sus siete Tours.


Fuente: EFE

Populares de la sección

Comentarios