Le hicieron la cama a Bauzá

De un día para el otro los clubes se comprometieron a incorporar un código disciplinario que, cuando el expresidente de la AUF lo propuso, unos no asistieron a la asamblea y otros se quedaron en el bar de la esquina

Uruguay tiene la particularidad de que su gente suele ser mantener la calma aún en los peores momentos. Pero cuando los hechos son elocuentes el pueblo se expresa. Basta salir a la calle para darse cuenta de la indignación que generó la salida de Sebastián Bauzá de la Asociación Uruguaya de Fútbol.

Señores, el sol no se puede tapar con un dedo.

Los hechos marcan claramente que Bauzá había fijado una asamblea para 11 de abril donde se debería votar el nuevo código disciplinario. Sin embargo, se esperó a que se fuera para resolverlo de un día para el otro con el presidente de la República, José Mujica.

Pero para ser más claros y  brindar más datos de una realidad que genera un montón de preguntas sin respuesta: el día que se citó a asamblea para tratar el referido tema los clubes no fueron y otros se quedaron en el bar de enfrente a la AUF.

La pretensión de instalar cámaras de seguridad en las canchas jamás cristalizó por los altos costos. Se fue Bauzá y parece que todos tienen dinero para comprometerse a cumplir con el pedido de seguridad.

¿Qué cambió para que de un día para el otro la policía vuelva a las canchas? Votarán lo que no querían Nacional, Peñarol y Cerro que tienen las hinchadas más revoltosas y los pueden hacer perder puntos.

Los clubes que se pusieron de punta contra la Conmebol y elevaron denuncias sacudiendo los cimientos de la AUF, pero hoy desisten de la misma. A Bauzá lo embretaron para que elevara una y otra nota, que pidiera informes, y ahora que renunció retiran la denuncia.

El día que se fue Bauzá la mayor parte de estos clubes, muchos de los cuales sirven de pantalla para intereses empresariales, fueron a una comida en el club Náutico. Un banquete, según mostraron los canales de televisión. En la reunión había presidentes suspendidos, que no pueden ejercer. Se cubrieron diciendo haber ido a un asado de amigos. ¿No es curioso comer un asado de amigos para hablar, ni más ni menos, que de la nueva forma de gobierno de la AUF?

Son demasiadas las casualidades. La gente de este país no es tonta. Y al margen de que el tiempo todo lo olvida hoy está indignada porque existe la clara sensación de que a Bauzá le hicieron la cama.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios