Latorre, hecho para la batalla

Ascensos, descensos, una gresca y mucha pierna fuerte: la historia de un luchador
"Si el callejón del Fossa hablara", dice Christian Latorre. El 169 desde Manga o el almuerzo en la casa de su abuela en el Cerrito, líos de juveniles y peleas contra la barrita del fondo. Todo mientras acunaba el sueño de llegar a ser un jugador de Primera División. El actual volante de Liverpool –que el domingo abrió el camino de la victoria ante Nacional– labró allí su carácter batallador, el sello distintivo de su carrera.

A Latorre, de 29 años, se lo recuerda especialmente por haber sido protagonista de la batalla campal que protagonizaron jugadores de Juventud –club al que defendía– y Wanderers el 29 de octubre de 2012 en el Parque Viera.

Latorre lo recuerda con nitidez: "El partido había terminado 3 a 3 y yo había salido a falta de cinco minutos. Como vi que algunos compañeros se quedaron discutiendo me arrimé para separar, pero ahí uno tiró un cabezazo, hubo empujones y yo me les tiré arriba".

"Cuando llegué al vestuario agaché la cabeza y me pregunté 'qué hice'. Fue cuestión de un segundo". Aún hoy se lo intenta explicar.

"Fue una generala, cosas del fútbol, me he cruzado con jugadores de Wanderers y nos saludamos como si nada. Lo que me molestó fue que el presidente (Yamandú Costa) dijera que me iba a echar cuando no estaba entre los denunciados por el juez y si bien capaz que fui el que dio el primer golpe no fui el que empezó el lío. Por suerte, mis compañeros se plantaron. Adrián Berbia y Marcelo Broli le dijeron que si me echaban se iban todos y al final el presidente metió marcha atrás".

"Siempre fui temperamental, pero salvo algún lío en juveniles, que es muy común, nunca tuve problemas de este tipo", afirma como matizando el incidente.

Juventud-Wanderers, incidentes
Juventud-Wanderers, incidentes 2012

Pero lo cierto es que por aquella batalla que le dio mala fama, Latorre disfruta este momento: "Le ganamos a Nacional e hice el gol más importante de mi carrera. Cuando vi que Martín Díaz iba a meter el pelotazo cruzado, como es una jugada que trabajamos y vi que había espacio, me adelanté y cuando me quedó ahí el despeje le pegué. Por suerte entró".

"Lo mío es la marca, el despliegue físico, la recuperación, el toque corto, el juego aéreo, el sacrificio". Un video que subió a youtube con esas características le valió su única salida al extranjero para defender a Ermis Aradippou de Chipre en 2015-2016.

Características forjadas en las ásperas canchas del ascenso uruguayo. "Debuté en 2005 en Sud América de la mano de Ariel Longo. Al año me acuerdo que en un partido en el Fossa fui a disputar una pelota con la cabeza y me dieron con los tapones en el rostro; la mitad de la cara me quedó violeta".

Con los buzones no pudo ascender y cuando logró llegar a Primera, con Juventud en 2008, se fue al descenso: "Fue un golpe duro, costó tanto llegar y tuve que ir a remarla otra vez a Segunda".

Seis meses después pasó a préstamo a El Tanque Sisley donde dirigido por Tabaré Silva rozó la clasificación a la Sudamericana: "Cuando vas a un club así ya sabés con lo que te vas a encontrar, entonces hay que meterle cabeza para que le vaya bien al equipo porque eso a la larga te va a beneficiar. Si nos hundíamos en la situación no nos sacaba nadie".

Reclamos en la Mutual mediante, Latorre logró cobrar por su pasaje en el equipo de Freddy Varela, allá por 2010.

A Juventud volvió para el Clausura 2011 para firmar el ascenso.

"De todos los técnicos que me dirigieron saqué cosas positivas. Longo por su inteligencia, Edgardo Arias por lo motivacional y Mario Saralegui por llegada al jugador: maneja muy bien al grupo y tiene afinidad con todos".

El entrenador lo dirigió en Juventud y lo llevó ahora a Liverpool: "Latorre tiene despliegue y el domingo hizo un partido espectacular", dice a Referí el DT. Tanta lucha da ahora sus frutos.

La frase

"En Liverpool siempre se apunta arriba y tenemos el sueño de ganar algo. Hay que ir partido a partido, pero el objetivo es pelear arriba. Estamos fuertes y esto es parejo".

Chipre, la tierra del amaño de partidos

"Llegué a Chipre a través de un empresario boliviano, al principio me costó adaptarme por el idioma porque se habla griego o inglés y lo tuve que ir aprendiendo hasta hacerme entender. Al ser un equipo chico nadie le daba importancia a cómo nos iba y en Chipre hay mucha cosa rara, apuestas on line y de repente ibas ganando un partido y se hacían cambios increíbles y lo terminabas perdiendo. A mí nunca me ofrecieron nada, sabían a quién tenían que recurrir. Por lo que comentaban los jugadores, la falta de control hace que las situaciones sean muy alevosas. Tenía chances de seguir, pero preferí volver".

La ficha

Fecha de nacimiento: 17-4-1987
Lugar: Montevideo
Baby fútbol: Rocha (Cilindro) y Sagrada Familia (Aires Puros)
Formativas: Sud América
Trayectoria: Sud América (2005-2008), Juventud (2008-2009), El Tanque Sisley (2010), Juventud (2011-2015), Ermis Aradippou de Chipre (2015-2016), Liverpool (desde agosto 2016).


Populares de la sección

Acerca del autor