Lasarte, entre Pep y Mou

En Uruguay lo recuerdan como amarrete, pero le ganó a Guardiola y fue elogiado por Mourinho
¿Cuál es la imagen que tienen los uruguayos y especialmente los hinchas de Nacional, de Martín Lasarte? ¿O, más específicamente, de los equipos de Lasarte? Es un técnico amarrete, suelen decir. "No es un técnico que pretenda dar espectáculo", expresó alguien en una página partidaria. "Lo más lindo y vistoso del fútbol es ganar, y (eso) Lasarte lo hace muy bien", escribió otro.

Hace siete años que Lasarte no dirige en Uruguay. Su último trabajo fue en Danubio, temporada 2008/2009. En el Apertura terminó primero junto a Nacional y cuando jugaron al final, dos meses después, ya no estaban en la Franja Egidio Arévalo Rios y Daley Mena. En el Clausura renunció tras perder 0-2 con Nacional.

Después llegó a Real Sociedad (son contados los uruguayos que dirigieron en Europa en los últimos tiempos) y a dos grandes de Chile: Universidad Católica y Universidad de Chile.

En Nacional fue bicampeón Uruguayo. Ganó el Especial 2005 y el título de la primera temporada "a la europea" 2005/2006. Tras el Apertura 2006, que terminó en el cuarto lugar, se marchó.

Después de ganar el torneo de la Segunda división al frente a River Plate en 2004, lo contrató Nacional para reemplazar a Hugo De León. Al quinto partido los hinchas lo querían echar. "Oléee, oléee, Hugooo, Hugooo", cantaron desde las tribunas del Parque Central después que Nacional perdió con Olmedo y quedó eliminado en la fase de grupos de la Libertadores. "Si los resultados no se dan daré un paso al costado" dijo entonces Lasarte.

El técnico probaba con Carlos Valdez de lateral derecho y el fútbol ofensivo se basaba en el cerebro de Martín Ligüera y la velocidad por las puntas de Gabriel Alvez y Gonzalo Castro. En el área, Sebastián Abreu.

El clásico del Especial terminó 2-2 y fue un buen resultado para los tricolores, que ganaron aquel torneo sin derrotas: 12 triunfos y cinco empates, 39 goles a favor, un promedio de 2,3 por encuentro.

En el Uruguayo siguiente, lo que más se le criticó es no haber ganado el clásico del Clausura, cuando Nacional llegó primero (y jugó 67' con un jugador más) y Peñarol último en la tabla de posiciones. Fue 2-2, con goles de Luis Suárez y Gonzalo Castro.

Poner en Primera a Suárez fue un gran acierto de Lasarte. Tanto como el de haber hecho debutar, con 17 años, al francés Antoine Griezmann en Real Sociedad. En España, además de ascender al conjunto de Anoeta, le ganó al Barcelona de Guardiola en 2011 y fue elogiado por Mourinho: "Tiene un estilo de juego que me gusta mucho", dijo el portugués.

En Universidad Católica perdió tres finales, pero en Universidad de Chile (su último club) ganó tres campeonatos.

Sus equipos juegan con línea de cuatro, pero no se ata a un sistema: "Primero tengo que ver con qué jugadores cuento y en función de lo que tengo ver cómo les puedo sacar el mayor rendimiento", dijo.

Eguren pasa al otro lado

Sebastián Eguren es el elegido por Martín Lasarte para que se integre al cuerpo técnico, debido al conocimiento que tiene el volante con los actuales integrantes del plantel de Nacional. Ayer Lasarte se reunió con Eguren para comentarle la idea. El futbolista le pondría así punto final a su carrera como futbolista que se inició en Wanderers. A Lasarte también lo acompañan Rodolfo Neme y el preparador físico Marcelo Tulvobitz.

Diego Polenta, tres juegos que son dos

Diego Polenta fue suspendido con tres partidos debido a la expulsión y los incidentes que ocasionó durante el último partido del Clausura contra Liverpool. Debido a que no tiene antecedentes, el zaguero cumplirá la sanción tras los primeros dos partidos del torneo Transición. Al mismo tiempo, siguen los rumores de una posible ida al fútbol argentino, donde Boca y River están interesados en él.

Populares de la sección

Acerca del autor