Lasarte está contento con lo que vio

El triunfo ante Celta dejó varios aspectos que conformaron al DT y a los hinchas tricolores

"Nos vamos contentos", dijo el entrenador de Nacional, Martín Lasarte, tras el primer encuentro amistoso de su equipo en el que le ganaron por 2-0 ante Celta de Vigo y en el que el DT ya vio varios aspectos positivos.

"Juega, juega", fue la primera orden que dio el técnico al lado de la línea lateral ni bien se jugaban los primeros segundos del partido. Luego, le pidió presión ofensiva a Kevin Ramírez, el volante que ahora volvió a ser delantero y que ante los gallegos ocupó el puesto de Nico López, quien se fue a Inter de Porto Alegre..

Ese fue el primer gran punto positivo de este nuevo Nacional. El exWanderers regresó a su puesto natural y mostró otras variantes con las que puede ser el reemplazante de "el Diente". El riverense fue la referencia para luchar pelotas por arriba, también pivoteó juego para sus compañeros y jugó de espaldas al arco.

Lasarte lo elogió: "Quedó claro que el puesto de centrodelantero le va bien". Además, pese a no haber anotado goles, fue elegido como el jugador del partido.

"Soy 9". "Lasarte me dijo que tengo muchas posibilidades de seguir", dijo Kevin Ramírez sobre su posición

El paso de Ramírez al área dejó el hueco en el sector izquierdo para que entre Brian Lozano, quien, con la 10 en la espalda, desde esa zona fue el volante creativo. Además de conocida labor ofensiva, el técnico le pidió que cerrara el medio junto a la línea para tapar las cargas de su rival.

Con la pelota tuvo buenas y malas, además de ser muy fauleado. "En el balón parado estuvo más alejado de lo que nos muestra", dijo Lasarte.

La presión ofensiva fue otras de las cartas del equipo de Lasarte, quien, como ha manifestado, señaló que mantendrá la base táctica y conceptual de lo que dejó Gustavo Munúa y que le irá dando matices en caso de que sea necesario.

A la hora de marcar al rival en su cancha, Nacional estuvo muy efectivo ya que los dos goles llegaron por esa vía. El primero fue tras una recuperación de Sebastián Fernández cuando un zaguero de Celta intentaba despejar desde su área y el segundo llegó luego de un robó y una corrida a velocidad de Leandro Barcia, quien corrió media cancha para definir ante el golero.

Ambos atacantes, demostraron estar atentos y finos para rematar.

En las otras líneas, el equipo fue el mismo que jugaba con Munúa y en general tuvo una actuación aceptable ante un rival que no lo complicó. Jorge Fucile, tuvo algunas distracciones, mientras que Polenta y Victorino demostraron su categoría.

Para Lasarte, la primera evaluación fue positiva. "Quizás nos sentimos más cómodos en la contra", dijo el DT, sobre una variante táctica que -según sus dichos- parece no tener en cuenta.


Populares de la sección

Acerca del autor