Las trompadas millonarias de Mayweather

El boxeador ganó US$ 14.000 dólares por segundo en la pelea ante Maidana y, fiel a su estilo, relució el dinero obtenido. Mirá sus lujos

Luego de ganarle por puntos al argentino Marcos Maidana y unificar el título de los medianos el sábado por la noche en Las Vegas, el boxeador estadounidense Floyd Mayweather relució su otro triunfo: los US$ 32 millones obtenidos por esa velada.

Fiel a su estilo, el pugilista presumió de su ganancia económica a través de las redes sociales, donde suele subir fotos y videos contando dinero, mostrando sus relojes o su colección de autos.

Para eso subió una imagen a si Instagram en la que se indica que en el combate ganó US$ 14.815 por segundo, US$ 888.889 por minuto, US$ 2.666.667 por round y los US$ 32 millones por la pelea.

Como si eso fuera poco, Mayweather también tendrá ingresos por el sistema de TV Pay Per View, lo que podría multiplicar sus ingresos. “US$ 32 millones por 36 minutos. Estoy esperando las cifras del Pay Per View para ver si alcanzo US$ 38 milllones y alcanzo un gran total de US$ 70 millones”, comentó junto a la imagen de Instagram.

Vida de lujo

Tras la pelea, y en línea con sus ostentaciones, Mayweather subió un video en el que se lo ve junto a dos mujeres que juegan a la que cuente más rápido US$ 100.000 en billetes.

Su vida está llena de lujos. En su garage están estacionados millones de dólares. En otro sector de la casa un jet privado espera por su dueño. Los zapatos que se pondrá esa mañana para salir jamás serán usados en el resto del día. Toma un reloj plagado de diamantes valorado en 20 millones de dólares y se sube a la Ferrari 458 Spider rumbo al gimnasio.

La mansión que tiene en la ciudad del Pecado, Las Vegas, es digna de la mayor envidia.

Floyd se encarga de que su vida sea una especie de novela. Dueño de la empresa de promociones The Money Team, es una verdadera máquina de facturar dinero. Acaso su única obsesión. Es que en el ring parece no tener rivales.

Dice la leyenda que tuvo una infancia complicada, de carencias económicas, plagada de vicios por la gente de su entorno y en la que no contó con la presencia fuerte de sus padres.

Al margen del cuadrilátero no es un tipo sencillo. Se peleó hasta con su padre y su tío a los que terminó echando del rincón. En una entrevista en 2004, Mayweather Jr. dijo que amaba a Mayweather Sr. como su padre, pero que había puesto demasiada presión sobre él para ser perfecto. Con el tiempo se volvieron a unir.

La vida del campeón fuera del ring es tan alocada como adentro. Vive en una mansión de 9 millones de dólares. Su colección de autos tiene Lamborghini Aventador, Ferrari 458 Spider, Ferrari 59GT, Bentley Mulsanne, Mercedes Benz SLS AMG, SLR McLaren, Bentley Phantom. Un jet donde viajan solo los familiares. Jamás los guardaespaldas porque considera que pesan demasiado. Tiene más de mil championes y cientos de relojes de marca, algunos valorados en 20 millones de dólares. Uno de sus placeres es comprar y lucir costosas joyas. Un cadena sumado a las placas que manda hacer con su nombre en diamantes puede llegar a costar dos millones 200 mil dólares.

Es amante de las apuestas y del hip hop. De hecho, suele concurrir al ring acompañado por algún gangsta raper. Entre sus amigos figura el conocido 50 Cent. Floyd transita por la vida al ritmo del dinero. Su vida es digna de un rey. En el boxeo gobierna a su manera: es un arrogante que no tiene límites.


Populares de la sección

Comentarios