Las razones de la catarata de lesiones del Cebolla

Tras su octava lesión en un año, el médico de la selección Alberto Pan dio detalles
El Cebolla Rodríguez volvió a lesionarse. Lamentablemente, en los últimos tiempos la frase dejó de ser novedad. Esta vez fue un desgarro de seis milímetros en el bíceps femoral derecho durante el partido de Independiente ante Belgrano por el arranque del torneo argentino, lo que lo deja tres semanas fuera. Volverá a principios de marzo, a tiempo para el partido de Uruguay ante Brasil, el 25 por Eliminatorias, pero la duda es con que rodaje llegará. Más allá de la lesión concreta, el tema de fondo es que no logra salir de una insólita racha de ocho lesiones musculares en un año, que han minado su continuidad.

Un 2015 negro
El año de Rodríguez había empezado con la decisión de cambiar Atlético Madrid –donde no tenía minutos- por Parma. Sin embargo, el equipo terminó dando quiebra y dejando de jugar.

Se fue para Gremio. Pero tras sólo dos partidos jugados de 12 posibles, se fue luego de sufrir dos desgarros. Quería llegar en condiciones a la Copa América. "Preferí rescindir el contrato para no seguir cobrando mi sueldo sin poder jugar. Fue una decisión de respeto al club y a su hinchada", dijo en aquel entonces.

Llegó a Uruguay, se preparó para la Copa América y llegó en condiciones, al punto que fue pieza importante y, lo que es mejor, terminó el torneo sin lesiones.

Luego llegó a Independiente y mostró su alegría. "Me siento mejor. Ahora que pude jugar sin lesiones estoy muy contento", dijo tras su primer partido de titular.

Pero otra vez, cuando tuvo que dividir tiempo entre la selección y su club, volvió a sentirse. En setiembre se desgarró antes de los amistosos con Panamá y Costa Rica. Se recuperó y un mes después jugó ante Bolivia por Eliminatorias, pero se lesionó antes de terminar el primer tiempo en La Paz. Se resintió de esa lesión jugando por Independiente por Copa Sudamericana, lo que le impidió estar en la doble fecha ante Chile y Ecuador. Cerró el año con una lesión en el clásico ante Racing, en diciembre, y ahora, en la primera fecha del torneo, otra lesión. "Tuvo una reincidencia por su manera de jugar y su potencia. Hicimos todo lo que científicamente manda", dijo ayer su DT Mauricio Pellegrino.

La opinión de Pan
Referí consultó al doctor Alberto Pan, médico de la selección, quien aseguró que no hay nada de fondo con la salud de Cristian Rodríguez y que la explicación a la catarata de lesiones es la inestabilidad laboral que ha tenido y al cotinuo cambio de condiciones de preparación.

"Cristian, que es un excelente deportista, con una estructura física muy fuerte, con una conducta deportiva muy buena, que tiene condiciones para estar sano, con una edad de apogeo deportivo, en los 30 años, ha tenido instancias que hacen pesar que pueda tener su cuota parte de responsabilidad en lo que pasa. Estando en Atlético tuvo un último periodo con competencia irregular, no tenía una continuidad constante. De ahí se fue al Parma, con todos los problemas que tuvo la institución. De allí viaja a Gremio sin una preparación correcta, con seis meses de actividad irregular y con el estrés que conlleva no tener equipo. Y de ahí pasa a Independiente. En un lapso de pocos meses transcurrió por cuatro instituciones, con la inestabilidad física-deportiva que eso conlleva", explicó el médico de la selección.

"Uno lo adjudica a no tener continuidad. No se refiere solo al lugar físico, también incluye la temperatura que entrena. Por ejemplo, Cristian pasó de entrenar con 0° en Italia a 35° en Brasil. Además, el deportista también siente el cambio de ritmo. No todos quienes comandan la actividad tienen mismo patrón de trabajo. Cada club tiene un profe y un plan de trabajo diferente. Y el estrés propio de estar cambiando de plantel".

Además, Para Pan, la propia disponibilidad a jugar del jugador le pasó factura. "Cuando llegó a Independiente jugo a los dos días, en Gremio al día que llegó, jugó. Tiene tanta disponibilidad y tanta presencia, que es un hombre que entre comillas arriesga".

De todos modos, en esta ocasión la lesión fue inesperada, porque por primera vez en mucho tiempo pudo hacer pretemporada. "La gente de Independiente y Cristian me dijeron que tuvo un mes espectacular, haciendo fútbol completo, con altas cargas. Fue un poco inesperada", dijo Pan, quien entiende que, a pesar de la seguidilla, el jugador no necesita una recuperación especial. "Puede haber una causal, pero las lesiones que sufrió no son excepcionales en ningún deportista".

Brasil aparece en el horizonte. De acuerdo a la personalidad del Cebolla, no se lo perdería por nada. Sin embargo, sus cifras son preocupantes: de 2.250 minutos con Independiente apenas jugó 855 (30%). En el último año jugó 22 partidos y se perdió 26. Ante todo, Cebolla busca, de una vez, asentar su vida y volver a disfrutar de jugar con continuidad.

el año del cebolla
Equipo Jugó de Titular Minutos partidos que se perdió
Parma: 5 5 537' 1
Gremio 2 1 78' 10
Independiente 11 7 855' 9
Selección 6 5 326 6
TOTAL 22 17 1.686 26

Acerca del autor