Las posibles soluciones para que vuelva el fútbol

Vistas las cartas las pocas salidas que quedan para que se juegue el partido entre Peñarol y Miramar pasan por fijar Jardines un martes de tarde o jugar a puertas cerradas asegurando la plata de 10 mil entradas a los cebritas

El fútbol volvió a quedar atrapado en un callejón sin salida. Las autoridades gubernamentales no están dispuestas a modificar su postura y la policía no asiste a los partidos que se fijen en el Estadio Centenario y el Parque Central. La negativa generó el movimiento de la Mutual que impide que los futbolistas se presenten a jugar sin seguridad. La Mesa Ejecutiva fijó el partido de Peñarol con Miramar para el martes a la hora 21, pero no tiene cancha. La alternativa es el Franzini pero Defensor no lo quiere ceder.

Ante este panorama vale preguntarse cuales son las posibles soluciones para salir del callejón. La cancha a fijar es el punto en cuestión. ¿Motivos? Tenfield pidió jugar a la hora 21 por lo que se tiene que jugar en cancha con red lumínica.

La primera opción, presentada por Miramar Misiones, fue jugar en el Franzini. La viola se opone. Entienden que la lluvia puede generar daños en su campo de juego.

La segunda alternativa, que la manejó al pasar la Mutual, es jugar en el Centenario a puertas cerradas. Claro que acá se choca con el interés económico de Miramar Misiones que es local y se pierde la recaudación. Para ello los cebritas piden que les aseguren el dinero de 10 mil entradas.

La tercera vía de salida para por fijar Jardines del Hipódromo para el martes de tarde. El tema es que Tenfield pidió que el partido se juegue a la hora 21.

La Mesa Ejecutiva de primera se reúne en horas del mediodía para analizar la situación y resolver la fijación del partido entre cebritas y aurinegros.

Lo que sí está definido es que el martes se juegan los picos de los partidos entre Rentistas – River Plate y Juventud – Fénix.


Populares de la sección

Comentarios