Las polémicas de Bava

En el último clásico del 2012 el golero de Nacional también fue protagonista: “Llamame, cagón” le dijo a Darío Rodríguez y al final expresó que periodistas “disfrazan las jugadas”

Jorge Bava (31 años) es un tipo tranquilo, con una trayectoria respetable que comenzó en Primera división en Juventud de Las Piedras y continuó en Bella Vista, Nacional, Libertad de Paraguay, Atlas de México, Rosario Central, hasta regresar en 2011 a Nacional. No se le recuerda una palabra fuera de lugar, una declaración altisonante, antes del clásico del domingo 11 de noviembre del 2012. Ahí, se le saltó la cadena.

Durante el partido realizó atajadas formidables. El Observador le dio 8 puntos porque fue “el mejor jugador de la cancha. Factor preponderante para el empate tricolor salvando varias veces su arco en acciones arriesgadas”. Pero también mantuvo un intercambio de palabras con el zaguero aurinegro Darío Rodríguez que en el estadio quizá pasó inadvertido, pero no para las cámaras de televisión.

“Llamame, cagón” le gritó Bava al capitán de Peñarol mientras sostenía la pelota con una mano y con la otra realizaba el gesto del teléfono. “Callate la boca” le respondió Rodríguez.

El encuentro continuó, Nacional logró un empate que estaba en los planes de pocos y Bava, elegido por la televisión como el mejor jugador del campo, fue entrevistado dentro de la cancha por el periodista de Tenfield. Y destapó su bronca. “Tuvimos un penal (a favor) que no se cobró y que podía cambiar la historia, porque era un partido de un gol”, dijo.

¿Qué penal? le preguntó el periodista.

“El penal que vio todo el mundo, el tema es que después si lo disfrazamos como lo disfraza, con todo respeto, la gente que trabaja contigo, como viene pasando todo el campeonato, es difícil. Me hubiese gustado ganar, desahogarme y hablar todo, así que ahora empatamos, nos vamos conformes porque dejamos todo, pero no podemos festejar un empate”.

En el clásico del pasado miércoles por la Copa Bimbo, a Jorge Bava se le volvió a saltar la cadena. El golero encabezó la protesta hacia el árbitro del encuentro, Christian Ferreira, y cuando el juez fue protegido por los coraceros, el golero reaccionó.

Las imágenes de la televisión muestran claramente como Bava le pega un puñetazo en el rostro a uno de los policías, que cayó al suelo con su boca lastimada. Según dijo la familia del jugador a radio Sport 890, el golero fue agredido previamente por el guardia.

Finalmente, Bava fue trasladado a la seccional 9º, en donde pasó la noche, y en la mañana del lunes fue llevado al juzgado para que realice sus declaraciones. 

Declaraciones de Jorge Bava tras el clásico

Populares de la sección

Comentarios