Las pinceladas del artista

El chino agregó una página más a su libro de hazañas; además, adelantó que no piensa retirarse y que lo hará cuando sienta que no tiene más para dar

Pocas cosas en el mundo deben sorprender al dueño de un imperio. El ser uno de los empresarios más ricos de Italia le permitió a Massimo Moratti construir de Inter un equipo poderoso.

De hecho, en sus primeros ocho años y medio en la presidencia, desfilaron 106 jugadores por el club. Una inversión de 460 millones de euros. Pero de todos, solo uno fue capaz de deslumbrar a don Massimo: el Chino. La cautivamente magia de Álvaro Recoba fue capaz de atrapar al dueño del imperio Moratti.

La magia de Recoba fue un privilegio de pocos. Y así como don Massimo, los hinchas de Nacional también pueden hablar con propiedad de las genialidades del volante.

El clásico del domingo fue una obra más del genio. El Observador realizó un estudio sobre los momentos en que el Chino dejó su impronta para dejar a los hinchas con la boca abierta, asombrados con cada acción donde frotó la lámpara.

Pero para tranquilidad de los hinchas, el Chino dejó claro que el retiro aún está lejos, pese a sus 38 años. “Después del partido que salimos campeones, el Muñeco Gallardo me dijo: ‘Creo que es el momento para retirarte’. Ache también dijo ayer que era un buen momento para retirarme. Yo le agradezco, pero me voy a retirar cuando sepa que no puedo jugar más. Si me hubiese retirado en 2011, no podría haber hecho este gol, o alguno más”, dijo ayer el Chino en Oceáno FM. Aún hay mucha magia para ver.

Gol a wanderers
19 de abril de 1997
En 1997 el Chino marcó un gol que quedará para siempre grabado a fuego en la mente de los hinchas de Nacional. Ocurrió ante Wanderers en el Centenario. El golero sacó con la mano y tocó en corto para Recoba, que comenzó a avanzar con la pelota dominada. El Chifle Barrios fue su primer obstáculo y, a pesar de que luchó e intentó tomarlo del brazo, el Chino siguió eludiendo rivales hasta llegar al golero y tocar a la red en un gol. Inolvidable.

Gol a colo colo
23 de abril de 1997
En la Copa Libertadores de 1997, Nacional se cruzó contra Colo Colo de Chile en la segunda ronda. El Chino recibió una pelota como puntero, volcado sobre la tribuna Olímpica. Amagó a lanzar el centro y encaró a plena potencia rumbo al área. Se metió entre dos defensas y cuando el golero uruguayo del equipo chileno, Claudio Arbiza, salió a tapar, tocó con calidad.

Gol a Peñarol
19 de marzo de 1997
De esos tiempos se recuerda un gol en un clásico por la Copa Libertadores de 1997 ante Peñarol. El Chino bajó una pelota larga en el área y cuando le salía Claudio Flores a cerrar el arco, la tocó por un costado y la fue a buscar en lo que se conoce a nivel popular como la jugada del 50. Ante el intento desesperado de un defensa por cerrar, la mandó suavemente a la red.

Goles olímpicos
Un clásico
Son todo un clásico. La pegada de Recoba está a prueba de todo. Y los tiros de esquina son un sello que trae desde la casa. Es que aquellos que lo vieron en las formativas de Danubio se cansaron de verlo convertir goles olímpicos. En Nacional dejó su huella con goles de esa característica como ante Argentinos Juniors, Fénix y Wanderers, hace pocas semanas. Pero acaso uno de los mejores fue el que le anotó a Liverpool en 2011. La pelota se elevó y sorprendió a Matías Castro al pegar en el segundo palo y entrar.

Gol a Liverpool
Para ser campeón
El cierre de campeonato de Recoba en aquella temporada 2011-2012 fue memorable. Fue protagonista exclusivo con goles que terminaron dándole a los tricolores el campeonato. El técnico era Marcelo Gallardo, que lo ponía los minutos justos y necesarios para que desnivelara. El Chino jugó contra Liverpool y marcó un golazo. Se perfiló para rematar de derecha, enganchó dejando pasar a un rival de largo y tocó de zurda al palo opuesto.

Gol clásico
Para ganar de atrás
En el partido clásico del 20 de mayo de 2012 anotó un golazo de tiro libre. Aquella tarde Nacional ganó 3 a 2, en el último encuentro que se impuso ante Peñarol por torneos oficiales, hasta ayer. En una posición similar a la del gol del último clásico, el Chino acomodó la pelota. Leandro Gelpi hizo lo propio con la barrera. Y Recoba lo sorprendió pegándole al palo del arquero, y clavándola contra un rincón.

Final del uruguayo
Campeón con golazo
En la final de la temporada 2011-2012, contra Defensor Sporting, dejó su huella. Nacional inició un contragolpe con Vicente Sánchez a plena velocidad. Y cerca del área cedió a Recoba. El Chino dejó pasar a un rival y cuando le salió el golero pasó por encima de la pelota para tocar de zurda por arriba.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios