Las otras celestes juegan su mundial

El equipo femenino de hockey sobre césped jugará desde este sábado la Liga Mundial como local para ratificar su enorme crecimiento

El hockey sobre césped femenino es el deporte que más ha crecido en los últimos años en Uruguay. A fuerza de resultados ganó apoyo. En base a sacrificios superó su nivel. Y por su presente, la Federación Internacional eligió al país como una de las sedes de la segunda ronda de la Liga Mundial que a partir del próximo sábado podrá disfrutarse en la cancha de Old Girls.

¿Qué es la Liga Mundial? Es un torneo que se creó después de los Juegos Olímpicos de Londres, que se disputa cada dos años y que en su actual edición servirá para definir los cupos clasificatorios para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Uruguay ya jugó el torneo en su edición 2012-2013. Fue segundo en la ronda 1 en Trinidad & Tobago (perdió la final con Canadá) y clasificó a la ronda 2 disputada en Río de Janeiro donde por un punto no pudo acceder a las semifinales.

Ahora, como organizador arrancará en la ronda 2 y recibirá a tres selecciones europeas: Italia, Francia y Azerbaiyán, tres de Centroamérica: México, República Dominicana y Trinidad & Tobago, y una de África, Kenia.

 

100 Pesos.
Será el costo de la entrada para ver cada jornada. El torneo se jugará en la cancha del British School ubicada en Máximo Tajes 6421, atrás del LATU, en Carrasco.

 

“Jugar un torneo de esta clase sirve para promocionar el deporte en Uruguay, para poder mostrarnos y para intentar clasificar a una instancia a la que nunca se llegó y para lo cual tenemos grandes posibilidades”, contó a El Observador Federica Kempner, defensora uruguaya.

Las celestes enfrentarán en el grupo a Italia, Dominicana y México. Según el lugar que ocupe jugará luego playoffs contra un rival de la otra serie. Los dos primeros pasarán a semifinales, instancia a la cual están clasificados los mejores del ranking mundial.

“Nada es imposible, el objetivo de clasificar es real”, reveló Agustina Nieto, defensa de Biguá.

“Haber jugado la liga anterior nos sirvió mucho como experiencia. Estuvimos cerca de clasificar y nos permitirá corregir los errores que tuvimos”, agregó.

Estudiantes de relaciones internacionales y trabajadora en una empresa de seguros médicos, Nieto es una nítida muestra de lo que es un deportista amateur uruguayo: “Cuando tenemos doble horario entreno de mañana, me voy a trabajar con la comida en el bolso, vuelvo a entrenar y llegó a casa a la medianoche. Pero es lo que nos gusta”, afirmó.

Rossana Paselle, ingeniera civil, y Patricia Campos, contadora, son otras de las jugadoras con mucho recorrido internacional en Uruguay.

“Es complicado compatibilizar los horarios laborales o los estudios porque el nivel al que ha crecido Uruguay hace que cada vez haya que entrenar más y mejor”, afirmó Campos.

El entrenador Gonzalo Ferrer reafirma ese crecimiento y busca las palabras más gráficas para hacerse entender.

“Para que tengas una idea, la semana pasada jugamos contra Las Leonas. Antes no querían jugarnos por una cuestión de nivel. Ahora hasta nos ofrecieron hacer un calendario de partidos”, contó.

“El objetivo es pasar de fase. Va a ser difícil por la calidad de los rivales y porque nos jugaremos todo en el cruce de playoffs que es un partido”, contó.

Pero el torneo tiene otros condimentos increíbles. ¿Cuáles? La forma en que reforzaron tres equipos: Italia llegará con 12 jugadoras argentinas nacionalizadas (en realidad, contratadas), Dominicana con nueve y Azerbaiyán incluirá en su lista a ocho sudcoreanas, potencia asiática.

Uruguay podría sacar ventaja con la cancha. La del British es de goma, una superficie más lenta de la que se juega a nivel mundial donde las canchas son de agua (la bocha corre más rápido y pica más). Pero no. Se colocará un sistema de riego que la hará similar a una cancha de agua y se prevé que esté lista recién sobre el arranque del torneo. No importa. Las uruguayas se tienen una fe inmensa.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios