Las nuevas reglas de la Premier

El campeonato inglés se puso en juego con nuevas interpretaciones de leyes y sus respectivas sanciones
La Premier League de Inglaterra comenzó el pasado fin de semana y con ella se pusieron en marcha nuevas interpretaciones de las reglas de juego. En la tierra donde nació el fútbol y desde donde la International Football Association Board redacta las nuevas normativas se realizaron variantes en algunos aspectos de las leyes de juego, informó la BBC.

Roja a los simuladores
En la nueva liga inglesa, los simuladores estarán en la mira de los árbitros, en el cambio más fuerte de la reglamentación. Principalmente, le apuntan a quienes actúan en las faltas para intentar conseguir tarjetas y expulsiones de sus rivales. Por ejemplo, un jugador es expulsado por el juez, quien considera que cometió conducta violenta sobre otro, por lo que es suspendido. Si la liga revisa el incidente y constata que el supuesto agredido simuló, será quien realizó la trampa el que se exponga a hasta tres partidos de sanción.

Técnicos más tranquilos
Otra de las disposiciones es un nuevo código de conducta para los técnicos y colaboradores dentro de su área asignada. Luego de que el exentrenador de Leicester, Nigel Pearson, acogotara al mediocampista de Crystal Palace, James McArthur, quien había caído al piso cerca de él, y de otras actitudes acaloradas de sus colegas, se tomó esa medida.

Ahora, si por ejemplo, un DT enojado patea una botella de agua, aplaude al juez de modo irónico o le reclama haciendo el gesto de sacar una tarjeta, entre otras situaciones, el árbitro en primera instancia deberá hacerle una advertencia verbal y si reincide lo expulsará. "Un poquito de telenovela está bien. Pero, obviamente, si se pasa de la raya y es poco edificante no puede pasarse por alto", dijo el presidente de la Liga Premier, Richard Scudamore. "No va a impedir todos los gestos dramáticos y la diversión, pero ayudará a evitar momentos poco edificantes", explicó a la BBC.

No acosar a los árbitros
En la pasada Premier League, Aston Villa fue castigado por no controlar a sus jugadores, quienes en gran cantidad rodearon al juez del partido ante Manchester United para quejarse. Ahora cambió y la nueva interpretación establece que son menos los jugadores autorizados para reclamarle a los árbitros.

Hasta la anterior temporada, el máximo era tres jugadores, pero ahora fue reducido y solo serán dos quienes se puedan acercar al juez. En caso de que los que hablen sean más, el equipo puede ser sancionado.

Fuera de juego
La ley del fuera de juego también está incluida. La Premier hace un ajuste de interpretación, y establece que "un jugador en posición de fuera de lugar debe ser penalizado si: (1) Hace un intento obvio de jugar una pelota cercana cuando esta acción impacta en un oponente, o (2) Realiza una acción que impacta sobre la capacidad de un oponente para jugar la pelota". A este punto se llegó luego de varios goles en que delanteros en fuera de juego intentaron tocar la pelota, no llegaron, pero con su acción incidieron en los movimientos de los goleros. No es una ley nueva (para eso debería solicitarse permiso de la International Fottball Board) pero sí hace más hincapié sobre la famosa "posición pasiva" del jugador adelantado,

Así arrancó la Premier. Habrá que ver si sus cambios luego llegarán a las otras ligas.

Los cambios

No se pasen de la raya
Entrenadores y asistentes serán advertidos en caso de cometer actitudes demasiado acaloradas y si reinciden serán expulsados. "Un poquito de telenovela está bien. Pero si se pasa de la raya y es poco edificante no puede pasarse por alto", dijeron en la Premier.

Refinado fuera de juego
Penalizarán acciones en que un jugador, adelantado, intente tocar la pelota, no llegue, pero su acción incida en el rival. "Es tan ambigua que da miedo. Una regla es blanca y negra. El fuera de lugar no", dijo el DT de West Brom, Tony Pulis.

Simuladores en la mira
Los jugadores que simulen faltas o las hagan parecer más duras de lo que son en realidad, para que amonesten o expulsen a sus rivales, podrán luego, si se percatan de la trampa, ser suspendidos por hasta tres partidos.

Solo dos podrán hablar
Otra novedad en la nueva Premier League es que solo dos jugadores, como máximo, podrán acercarse al juez para hablar con él y reclamarle por determinadas jugadas. Si el árbitro es rodeado por más futbolistas, podrá denunciar la situación, lo que derivará en sanciones para el equipo.

Populares de la sección