Las mejores juegan en Yacht

Con un plantel corto pero experiente, que es la base de la selección, el hockey sobre césped femenino volvió a pintarse de azul y amarillo: Yacht derrotó a Old Christians en la final y es el bicampeón uruguayo

Con un gol de Paulina Rodríguez anotado a los 28 minutos del segundo tiempo, Yacht derrotó el domingo a Old Christians por 1-0 y se consagró campeón del hockey sobre césped femenino por segundo año consecutivo.

Ambos equipos volvieron a encontrarse tras definir la final del año pasado. En aquella ocasión, Yacht venció de atrás, 2 a 1.

El escenario fue el mismo: la cancha de Christians ubicada en el colegio Stella Maris. El entorno idéntico: fuegos artificiales, papel picado y globos azules. Marco de fiesta para un Old Christians que iba por el primer título de su historia. Más de 500 personas poblaron los cuatro sectores de la cancha y tres cuartas partes empujaban a las locatarias.

Pero Yacht fue superior en el primer tiempo. Dominó el juego a través de una inteligente María Inés Arigón, pero desperdició varios mano a mano.

Christians, que hace dos semanas goleó 5-1 a Yacht por la Copa de Oro, reaccionó en el complemento. Pasó de dominado a dominador e hizo lucir a la arquera Rossana Paselle, quien sostuvo las esperanzas de la visita.

Y así, a siete minutos del final, justo una exalumna de Christians, Paulina Rodríguez, sentenció el partido.

Fue en el primer córner corto de la tarde. La arquera dio rebote, y Rodríguez –quien volvió a las canchas este año– marcó el tanto.

El final del partido, caliente por las tarjetas mostradas a las jugadoras de Yacht, se consumió con los intentos de las azules, que el domingo se vistieron de blanco, por forzar el alargue.

Y Yacht volvió a festejar. Con el plantel más corto del medio pero a la vez el más valioso: es el que provee de mayor cantidad de jugadoras a la selección uruguaya. A saber: Paselle, Bisignano, Campos, Olave, De María y Vilar del Valle.

“No fue fácil este año, no nos favoreció el reglamento que nos hizo arrancar la Copa de Oro varios puntos abajo (a cuatro de Christians) pero ese torneo fue casi perfecto a pesar de haber perdido dos jugadoras (Eleonora Rebollo y Arigón que volvió la semana pasada) y jugar con un plantel de 13 la mayoría de los encuentros”, contó a El Observador Horacio Motta, DT de Yacht.

“Yacht fue campeón por perseverante, tesonero, disciplinado, por trabajo, compromiso, paciencia. También porque tenemos jugadoras talentosas y con mucha experiencia, muy unidas como grupo”, agregó el campeón.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios